archivo

Archivos Mensuales: enero 2011

Nuevamente un breve paréntesis en la capital francesa y otra banda sonora, acorde al ritmo previsto, y doblemente apropiada.

Anuncios

Hace poco más de una año que recogía aquí un manifiesto del diseñador Bruce Mau, y desde entonces lo he mantenido en la memoria. Entonces nos incitaba a promover nuestras propias obras en lugar de quejarnos de unos promotores cortos de miras. Cansado de nuestras quejas, vuelve a “darnos cera” en tono provocador para ver si, de una vez por todas, despertarnos de nuestro letargo.

… Sin embargo, si se han despertado y se dieron cuenta de que el monólogo interior y la obsesión con la vigilancia de los límites de la “gran A” ligada a la Arquitectura que significa que los arquitectos podrían perder el hilo de los movimientos más importantes en la historia, el momento de rediseñar el mundo y todo lo que hacer para satisfacer de manera sostenible las necesidades de los 4,5 millones de niños que va a nacer antes de mediados de siglo, entonces, haced algo al respecto. Si se dan cuenta de que sus colegas han estado tan ocupados en la vigilancia de esa valla de la exclusividad que se olvidaron de abrir la puerta de la posibilidad, entonces, entrad en el juego. Si entienden que la práctica de la arquitectura – la práctica de la síntesis que genera la unidad coherente a partir de una cantidad masiva de complejos y diversos inputs – justamente podría ser el sistema operativo que necesitamos para resolver los desafíos a los que nos enfrentamos para cumplir las necesidades de la próxima generación, entonces, únanse al movimiento. Si usted reconoce el hecho de que la arquitectura, y las metodologías de diseño, en el fondo, podrían ser fundamentales para el futuro de las ciudades, los gobiernos, ecologías, y las empresas, entonces, por favor, levanten la voz en el coro del potencial. Entrad en la discusión y dejad vuestras preocupaciones sobre la valla que separa del resto del mundo detrás de ti. Deje de quejarse – y únase a la revolución de lo posible.

traducción parcial del artículo de architectmagazine

noticia via edgargonzalez

Si algo he aprendido, es que la vida forma patrones ilógicos. Es caprichosa y está llena de bellezas que intento coger al vuelo, ¿quien sabe si alguna vez volverán? (Margot FonteynAutobiografía)

Esta cita efectivamente describe el trabajo que presenta Ken McCown en esta colección llamada Places que se puede ver via Design Observer. En ese lugar entre la arquitectura y el paisaje hay quien comparte esa opinión de que la vida está en los pequeños detalles, o como en este caso, en estos patrones capturados en fotografías. +imágenes del autor via ken mccown’s flickr

via archinect

En innumerables ocasiones me he visto envuelto en una discusión a favor de esa escuela del diseño que defiende lo “simple” como verdad casi absoluta, enarbolando el iphone como estandarte. Sin embargo, leyendo con atención este preciso artículo via microsiervos, el difícil equilibrio entre simplicidad y complejidad, es necesario concluir que la verdadera bondad está en encontrar un diseño equilibrado, aunque la estética subjetiva nos siga traicionando.

La respuesta a trabajar gratis es: NO,(las gracias ni se merecen). Parece que el debate sobre trabajar sin cobrar afecta incluso al otro lado del charco, y curiosamente el enlace pertenece a una web de arquitectura. El tema cada vez es más irritante así que, tomándolo con cierta filosofía enlazo este sencillo esquema diseñado por Jessica Hische en que se concluye que sólo puedes trabajar gratis en caso de que lo hagas por masoquismo, seas un altruista forrado, en determinados casos de caridad y claro, si es para tu madre. via archinect

***UPDATED*** Versión en castellano

Después de la era de la información, 2010 fue sin duda el año de lo social, una corriente que no sólo ha posibilitado que todo el mundo consiga quince minutos de gloria, sino también un montón de amigos con los que compartir ingeniosos grupos, ácidos comentarios, gustos personales y cotilleos varios… Y si es cierto que esa exhibición pública no consigue convencer a muchos, la red social ha revolucionado varias disciplinas entre las que se encuentra la moda. Fue Scott Schuman a través de The Sartorialist quien abrió el backstage a la calle para que la pasarela se extendiera por las aceras. La moda social es el siguiente paso y páginas como lookbook.nu hacen de cada uno un modelo amateur que muestra su fondo de armario esperando aprobación. Looks para todos los gustos corren por la web compartiendo una visión social del estilo. Mientras tanto una iniciativa de intel nos deja ver como trabaja el autor de ese blog que revolucionó la moda a pie de calle y sigue siendo tendencia.

enlace via edgargonzalez