archivo

Archivo de la etiqueta: zaha hadid

trazos_01

Me alivió constatar que escribí varias entradas sobre la Pritzker iraní quien fallecía por sorpresa esta pasada semana. Un vacío ha quedado tras de sí, no por la falta de proyectos que discípulos y aprendices ya construyen con las formas que en otros tiempos tanto costó, tan solo imaginar; sino por la falta de fondo, de pasión, de ideas y de dibujos que ella sacó adelante con valentía y arrojo. También ella echaba de menos esa disciplina, lamentaba que los nuevos arquitectos que llegaban a su estudio ya no sabían dibujar, no manejaban las técnicas y que ella misma había abandonado esa práctica que un día la lanzó a la primera plana cuando no existían fotografías de una obra todavía no construida. En cierta medida, como ocurriera con las vanguardias rusas en las que se inspiraron tantos otros, su arquitectura de papel fue la que tuvo una influencia mayor, puede que porque gozaba de esa cualidad que decía admirar en el hormigón, parecen inacabados. Los dibujos, los bocetos, las líneas y las maquetas son ideas gráficas, sugerencias visuales que no siempre retratan sino que imaginan. El penúltimo newsletter de la web Divisare está lleno de ellos, de varios arquitectos entre los que también estaban los suyos, a ella evidentemente se dedica por completo el último gooby de esa misma plataforma. Zaha Hadid DEP.

trazos_02

Anuncios

parent

“Su misión consistió en poner las casas patas arriba y los edificios del revés”. Así comienza el artículo póstumo que ElPaís dedica al recientemente fallecido arquitecto francés. Maestro confeso de Jean Nouvel, quien trabajó en su estudio y junto al que ha compartido su última exposición (Musées à venir), su influencia está en el trabajo presente de Rem Koolhaas, Zaha Hadid, Snohetta, Daniel Libeskind, Wolf D Prix, Sou Fujimoto o SANAA. Todos ellos encontraron inspiración en la “planificación utópica”, como ha descrito recientemente Paul Virilio la “función oblicua” de la que él mismo fue cómplice. Se rodeó de personalidades y artistas como Ionel Schein, Andrew Block, Paul Virilio, Nicolas Schöffer, Jean Tinguely o Yves Klein, “períodos” de su trabajo y colaboraciones que consideró fundamentales para el arquitecto. No rechazó la fealdad o la inestabilidad, ni los encargos “nucleares” o comerciales, siendo a la par utópico y audaz, logrando mover, incluso empujar, a las personas con sus principios y arquitectura.

“Si se los coloca sobre una pendiente, se sentirán desestabilizados, se tocarán y empezarán a pensar de forma distinta en sus cuerpos y sus relaciones”

parent_big03

parent_big02vía dezeen

tienda de arquitectura metropolitanaDe forma similar a como se produce el concurso anual para levantar el pabellón de verano del P.S.1 del MoMA de Nueva York, otros museos, como el Constructo en Santiago chile, el Istanbul Modern en Turquía, o el museo MAXXI de Roma, han lanzado sus propias iniciativas para colonizar algunos de sus espacios anexos con instalaciones de arquitectura temporal. La entidad romana vestida con las elegantes curvas de de Zaha Hadid, con un programa para jóvenes arquitectos a encumbrado a un estudio turinés con un proyecto que recuerda a cierta arquitectura ingrávida de Junya Ishigami. Aquí un irregular prisma flotante teñirá de amarillo la plaza de entrada al museo y hará las delicias de los visitantes estivales. Sus autores, anónimos en  aquella entrada sobre las ciudades imposibles, titulan ésta para enmendar aquel olvido. Y es que, bam! studio, con un nombre más que similar al conocido estudio de Rotterdam, unos cuantos concursos después, apunta maneras y logra poner algunas esperanzas en que, en un futuro próximo, Italia recupere cierto protagonismo en el panorama arquitectónico contemporáneo.

tienda de arquitectura metropolitana_big

via designboom

En este mundillo de portadas, blogs, webs y fotografías fugadas (y fugaces) la Arquitectura, con mayúsculas, pasa a menudo desapercibida cuando carece de ese primer golpe de efecto que produce una fachada, una imagen o un render. Un galardón, como el RIBA Stirling Prize 2011, que por segundo año consecutivo recae en una obra de Zaha Hadid, es un buen toque de atención para volver la vista a atrás. Ahora es posible descubrir el porqué de unas fotos que parecían descuidar el edificio y retrataban en su lugar las calles de tartán y unos niños  a la carrera. El vídeo con el que el RIBA relata el origen del proyecto y su desenvuelta solución, permite reconocer el valor de la Evelyn Grace Academy, y por ende, de su arquitecta, a menudo acusada de crear edificios imagen (puede que no siempre sin razón). Sin embargo, esta obra modesta nos recuerda que no es su imagen de fachada, una planta bien resuelta, un programa funcional, una buena ejecución o un entorno bien tratado lo que da el valor a su arquitectura. Lo valisoso es aquello que es capaz de alumbrar en sus espacios y proyectar fuera de ellos. Y es que, como retóricamente pregunta la voz en off, ¿qué hace a esos niños ir corriendo al colegio por las mañanas?

+imagenes via plataforma arquitectura + contemporist

via edgargonzalez

Han aparecido en la red algunos episodios de la serie documental Design People que retrataba a figuras del diseño y  la arquitectura entre los que encontramos a Zaha Hadid y Bjarke Ingels. Ambos aparecen explicando no sólo sus obras sino el camino recorrido, sus ambiciones y propuestas. Además ambos episodios se completan con el testimonio de críticos y colaboradores que ayudan a entender mejor la relevancia de estos dos exitosos arquitectos.

via dezain.net

Hace ya unos meses que los rusos desembarcaron sus vanguardias en la exposición del Caixa Forum de Barcelona, Construir la revolución. Arte y arquitectura en Rusia 1915-1935. Ahora pretenden tomar Madrid continuando con esa puesta en valor de la utópica arquitectura bolchevique, (ahora) en peligro. Lo cierto es que aquellas vanguardias impregnaron la arquitectura de un espíritu utópico que ha calado durante generaciones. La mirada atenta descubrirá en algunos proyectos el origen, no sólo del movimiento moderno, sino también de algunas ideas que acompañan las obras de arquitectos como Rem Koolhaas o Zaha Hadid. Y es que Mélnikov, Guínzburg, Vesnín y compañía, acompañaron la revolución rusa con un alarde de imaginación arquitectónica cuya creatividad desbordó las posibilidades técnicas del momento haciendo que muchas se quedaran en el papel y tan sólo unas pocas se izasen para levantar al pueblo.

A menudo colecciono, mentalmente o aquí escritas, citas que se cruzan en el camino. Suelen tener carácter general pero a veces también aparecen pequeñas joyas en boca de algún arquitecto o, como en este caso, de una diva de la profesión. La Pritzker iraquí dejaba estas palabras que quedan aquí citadas.

Es cierto que estoy interesada en el trabajo conceptual. Pero independientemente de lo que hagas, este trabajo siempre debe tener una proyección en la vida real.

….

Debemos ser capaces de defender una idea con fuerza, pero sobretodo debemos comprometernos a crear espacios. Y esos espacios, tanto si quieres como si no, tienen una forma. Puede que sea una forma muy simple, puede que no tenga límites – no tiene por qué ser construida- puede que incluso solo sea teórica. Pero lo cierto es que no siempre es necesario ser maginal. En el fondo lo más importante es cómo conectar el mundo de las ideas con el mundo corriente. Cómo filtrar esas ideas al ejercicio de la profesión y cómo establecer lazos entre ambos mundos (Zaha Hadid)

El Croquis 52+73 Zaha Hadid – Conversación Luis Rojo Castro 1995 (pág.38)