archivo

Enlaces

atipicamente_suizos_01

Atípicamente suizos, así podría definirse Bureau-A. Una plataforma multidisciplinaria fundada por los arquitectos Leopold Banchini y Daniel Zamarbide quienes parecen  difuminar los límites entre la investigación y el proyecto de arquitectura desde la pequeñez. Huyendo de aquella grandeza (bigness) con la que teorizara en sus inicios Koolhaas, sus trabajos en arquitectura, paisajismo, escenografía y, principalmente, en instalaciones e iniciativas de auto-construcción tienen un interés teórico  que se desarrolla principalmente en los espacios públicos y sobre cuestiones políticas. No te dejes engañar por una apariencia ligera, su práctica que defienden que está profundamente arraigada en la cultura arquitectónica y la historia, puede que sea más reivindicativa, crítica y  constructiva que muchos grandes proyectos, y sin embargo, es en sus obras construidas, y dentro de lo que tradicionalmente se entiende como práctica común de la arquitectura, donde se entreve su naturaleza helvética.

P.D.: No te pierdas su web que, partida entre textos e imágenes, ofrece una lenta digestión.

atipicamente_suizos_02

arquitectura_politica

Decía hace sólo un par de días Rem Koolhaas, en un congreso que este año tiene como tema el Cambio de clima; “yo quiero intervenir en la sociedad desde la arquitectura. Y creo que esta disciplina debe de estar más relacionada con la acción política que con la belleza“. Días antes se anunciaban los finalistas al premio Aga Khan, uno de los más importantes de la profesión a nivel internacional, especialmente en el mundo musulmán, que se otorga cada tres años y que, desde 1977, ya habla de la “escala humana” y la “sostenibilidad”. Un galardón que valora aquellos proyectos que establecen nuevos estándares en arquitectura, urbanismo, rehabilitación y paisajismo, con especial atención a la utilización de recursos y técnicas locales. Premia por tanto lo que siempre ha debido ser la profesión, no sólo una búsqueda de la excelencia y la belleza, sino la consecución de una repercusión humanitaria dentro de la comunidad y, por extensión, dentro de la sociedad. Mientras se elige al ganador de este año de entre los finalistas de este 2016, puedes descubrir la belleza política de estas construcciones gracias a estos videos de presentación.

arquitectura_politica_big.jpg

momadeparenpar

El MoMA no sólo puede visitarse en la gran manzana, ahora también puedes adentrarte en sus fondos vía online. Busca por artista, obra o incluso técnica e indaga en todas las piezas que esconde este museo, incluso, lejos de los ojos de los visitantes que recorren físicamente sus salas. Desde El Lissittzky al mismísimo Rem Koolhaas, pasando por Superstudio, descubre todo lo que esconde esta extensa colección de arte moderno que sigue creciendo cada día, también en la red.

momadeparenpar_big

la mirada de dos maestros

Da la impresión de que los maestros andan preocupados por el devenir de la arquitectura, tanto los que participaron en los movimientos del Mayo del 68 como los que están involucrados en los debates de la Unión Europea observan síntomas preocupantes en la sociedad y, por tanto, en la arquitectura, esa “petrificación de un momento cultural”, como la define Jean Nouvel en esta entrevista vía ABC. Una lectura cruzada de sus respuestas con el manifiesto que firma Rem Koolhaas en Artforum sobre el paisaje “inteligente” permiten detectar la complementariedad de sus preocupaciones y la necesidad de ese cruce de miradas que empieza con el holandés.

La presión económica y gubernamental hacia la estandarización, amenaza con allanar el recorrido de la arquitectura, los procesos de fabricación avanzada y digital anuncian la traducción directa y sin restricciones de la imaginación del arquitecto en promesas de impresión tridimensional de una forma física para cortocircuitar la práctica de la construcción arquitectónica, realizando una especie de desviación mágica… Pero imprimir tiene sus propias limitaciones. Sólo puede producir formas sin costuras, enteras, que no puede conectarse a partes separadas.

El francés, que ensalza aquella época de efervescencia intelectual de los sesenta, no ha dejado de luchar contra ciertas formas de academicismo. Lejos de la estandarización considera que cada lugar merece una reflexión totalmente específica; incluso entusiasma leer, cada proyecto es el inicio de una aventura y, evidentemente, al principio nunca sé adónde voy. No empiezo con una idea preconcebida. Empiezo siempre con la esperanza de que ese lugar y ese momento y las personas con las que me voy a encontrar en ese instante van a aportar algo que es totalmente único; y esta especificidad y esta singularidad es un ataque en toda regla contra la clonación. Concluye con el titular de la entrevista, hay algo que ha empeorado la situación: el desarrollo de la informática, porque ahora todos los parámetros están disponibles… Por desgracia, falta materia gris. No hay suficiente pensamiento, ni suficiente intención, ni suficiente amor en cada proyecto, por lo que los proyectos llegan de forma automática, así, sin alma.

Advierte el Pritzker holandés de la constante aceleración de lo “smart” dentro de la arquitectura, en forma de dispositivos, sensores y sistemas que han hecho que los elementos tradicionales de la arquitectura, ciegos, mudos y por tanto, fiables, se hayan convertido en elementos  “inteligentes” que escuchan, recopilan información, procesan y se adaptan continuamente, hasta el punto de temer que pronto, una jaula de Faraday sea un componente necesario de cualquier casa.

Es posible entrever las ficciones de Asimov trasladadas a la arquitectura cuando Rem Koolhaas afirma: el edificio “inteligente” es un eufemismo de un agente de inteligencia. Pronto tu casa podría traicionarte.  La opinión expuesta por el fundador de OMA ante la Comisión Europea en 2014 fue rotunda: Llamando a sus ciudades “smart”, condenan a nuestras ciudades a ser estúpidas. (…) Con la seguridad y la protección como puntos de venta, la ciudad se está convirtiendo increíblemente menos aventurera y más predecible. Para salvar la ciudad, podríamos tener que ser destruirla…

Al hilo de otra pregunta Jean Nouvel contesta: cuando no hay misterio, no hay seducción. La arquitectura es un misterio que hay que preservar. Si se muestra todo de una vez, nunca ocurrirá nada. Ocultar, es sin duda una de las recetas del erotismo, y, por tanto, de la arquitectura erótica.

En una época de lo “smart” y la transparencia cabe, según Koolhaas, una pequeña posibilidad para combinar el conocimiento acumulado a lo largo de los siglos con el estrecho alcance de las prácticas consideradas hoy como “inteligentes”. Quizás la oposición fundamental a la que nos enfrentamos está en el poder largamente establecido en la arquitectura para articular lo colectivo y la aparente habilidad digital para fundirse con uno mismo. 

Puede que como en las teorías de los situacionistas, entre los que parece incluirse el propio Nouvel, la arquitectura también deba adaptarse a la situación presente, a la vida, buscando todo lo que puede cambiar un proyecto; cambiar quiere decir que debemos responder a muchas preguntasEstamos obligados cada vez a escuchar, a tener en cuenta y a entender todos los parámetros de la pregunta planteada. Prácticamente en todas las situaciones, lo que siempre hay que hacer es cruzar una mirada exterior con una mirada interior.

¿Cuál es la arquitectura en la era de lo “inteligente”? La pregunta no citada puede tener respuesta en un clásico como la Fundación Cartier, obra del maestro francés, que sin estar petrificada pueda ser “confiable” y cuya transparencia total es capaz de guardar misterio. Es posible que la arquitectura deba aventurarse a explorar el vacío programable que plantea el maestro holandés para su puente peatonal en Burdeos, donde la obra no es el evento en sí sino la plataforma sobre la que puede ocurrir cualquier cosa. Puede que la arquitectura deba ser lo estable de lo inestable, lo pétreo de lo fluido, lo inteligente de lo “smart”.

la mirada de dos maestros_big1

la mirada de dos maestros_big2

desde rusia con arquitectura

Puede que no haya leído bien entre las líneas de “Delirio en Nueva York” para descubrir lo que de Moscú hay en Manhattan pero es evidente que el referente del constructivismo ruso ha estado siempre en las propuestas de OMA. En este extenso artículo que publica el Wall Street Journal sobre el proyecto  Garage Gorky ParkRem Koolhaas manifiesta: “Sin Rusia, nunca me hubiera hecho arquitecto”. El maestro holandés escribió hace ya treinta y tres años un libro sobre Ivan Leonidov, que hoy se cotiza al alza y ha ayudado a crear el programa educativo del Strelka Institute de Moscú. Si la rehabilitación del Museo del Hermitage es uno de esos proyectos que parece que nunca acaban de materializarse la última incursión de Koolhaas en terreno soviético ya se mueve entre andamios y policarbonato de la mano de la que dicen es el rostro amable del poderío rusoDasha Zhukova. Prensa rosa al margen, en la búsqueda de ese libro sin cubierta, en la primera parte de los pensamientos del blog parallaxisaeterna se encuentra una elaborada reflexión sobre la estrategia de operaciones que plantearon las vanguardias rusas ante un futuro incierto. Allí donde había muchas preguntas y pocas respuestas se elaboró un modus operandi que el estudio holandés ha actualizado y puesto en escena ya desde que presentara su propuesta para el concurso de la Villete. El resultado de ese recorrido desde Moses Ginzburg a Rem Koolhaas, pasa por el Lisstizky, Mies van der Rohe y como no, Ivan Leonidov hasta traer desde aquella Rusia estas formulas que bien pueden explicar buena parte de la arquitectura de OMA.

Formula 1: “Arquitectura socialmente interactiva, mediante una programación condensada” + definir un proceso orgánicamente unificado y flexible con la improvisación activa de los usuarios. 

Formula 2: “Mínima arquitectura, máximo programa” + definir un guión que combine el vacío con un intenso programa

Formula 3: “Inocente placer interior versus corrupción exterior” + definir los límites del interior y establecer una relación espacial entre el interior y el exterior. 

Formula 4: “Una ciudad (el rascacielos) dentro de una ciudad (la cuadrícula)” +  crear un patrón de generadores de actividad que garanticen una inestabilidad programática perpetua

Formula 5: “Especificidad arquitectónica con indeterminación programática” +  crear una envolvente que pueda absorber un perpetuo estado de revisión 

traducción propia del apartado [Formula(tion)s] de la entrada [Thought Part I] en [Parallaxisaeterna]

desde rusia con arquitectura_bigvia vía metalocus

***UPDATED*** Conferencia de Rem Koolhaas “Rusia for beginners”

patternity

Casi podría decirse que entre las Things que encontramos en este apartado de la web de COS puede adivinarse un patrón, pero, puede que ya seamos una víctima más de la obsesión que ha creado [patternity]. Este estudio descubre patrones en cualquier lugar, desde lo mundano a lo “magnífico”, innovando a partir de éstos hallazgos e implementándolos en colaboraciones como la que surgió con la marca ChintiandParker, que puedes ver y comprar aquí. Esta pasión por los patrones ofrece una visión transversal que escapa a una simple superposición de líneas o una evidente matriz de círculos para buscar algo más abstracto y encontrar una pauta de colores, composiciones, texturas, densidades, brillos, formas… En arquitecturas, cuerpos, situaciones, sombras, lugares, gestos… Despertando así una sensibilidad que, más allá de las normas escritas, dibujadas o planeadas, construye unas reglas puramente estéticas.

[vimeo vimeo.com/76129100]

utopiasgraficasNo parece que la situación actual nos devuelva a las arquitecturas de papel y los movimientos utópicos, más bien al contrario, pareciera que la realidad también ha hipotecado el imaginario colectivo. Puede que una revisión crítica del pasado nos permita detectar aquellos principios, medios e ideas que no sólo siguen siendo válidos sino que todavía contienen aquel germen revolucionario. Tras la reflexión en voz alta, un aviso, no todas las imágenes del blog relational thought pertenecen a épocas pasadas. Este ‘archivo taxonómico de utopías experimentales y arquitecturas de papel, anti-vitruviano y super-brunelleschiano‘ esconde utopías contemporáneas de arquitectos conocidos. Un conjunto que intenta desarrollar una interesante teoría: crear diferentes relaciones trasversales en conexión con la historia de la arquitectura, centrándose en el problema evidente de la (p)representación, la reducción de las ideas cuatri-dimensionales a representaciones visuales en dos dimensiones de proyectos no construidos. Una sugerente y refrescante compilación de collages, pasados y presentes, que como buenas utopías gráficas, tratan de dibujar un futuro distinto.

utopiasgraficas_big