archivo

Archivos Mensuales: abril 2010

Esta “trail house” de Anne Holtrop ha habitado un sendero con unas líneas orientales made in Holanda. Parece un buen lugar donde leer aquella poesía que versaba: Caminante, son tus huellas / el camino y nada más; / Caminante, no hay camino, / se hace camino al andar habitar / …
Anuncios

En un momento en que se publica cada pequeño detalle, obra o comentario de, prácticamente, cualquier arquitecto, no sorprende descubrir que un proyecto se extienda como la pólvora y acto seguido se consuma a la misma velocidad. Por suerte, al tiempo que parte de la sociedad devora fast food, otra parte se puede permitir saborear un plato casero con un toque de autor. Las obras de Antón García-Abril & Ensamble Studio no es la primera vez que fluyen por la red, y repite ahora ese camino prendido con su último hallazgo, la trufa. Comparte con su homónimo comestible algo más que el nombre; aquélla, como la gastronómica, es un producto costoso de encontrar, que requiere una búsqueda premeditada, en este caso hacia esa materia inorgánica que subtitula su web. Es además un ingrediente que necesita tacto en su elaboración si se quiere presentar un discurso con valor apreciable en el fino paladar más que en el bocado rápido. Por eso me detengo un momento para apreciar los matices de este nuevo plato de artificiosa naturalidad, contenido en escala, elaborado sin detalle aparente y con todas las notas de un proyecto-manifiesto. Cocina de autor arquitecto.

fotos y memoria via archdaily

Las fotos con las que Iñigo Bujedo Aguirre a descubierto el pabellón español para la expo de shanghai 2010 han arrojado algo de luz sobre un proyecto que tiene dos caras. Ya confesaba la memoria del proyecto la dificultad de aunar tecnología y artesanía en una fórmula sostenible (disyuntiva ésta a la que se enfrenta el propio ser de la disciplina arquitectónica). Desde el principio las maquetas de trabajo tenían que ver con ese hacer a mano, pero los renders sólo hablaban de unas formas que ya domina Frank Ghery. Mientras el exterior parece querer enroscarse sobre las escamas de mimbre, el interior se abriga con otra piel de paneles que filtran el sol de oriente. El juego doble de entramados superpuestos, sobre estructura y bajo muro cortina, se camufla manifiesta en una variación de tonos tostados y tamiza la luz con agradable calidez material, pero en este juego de dentro fuera se mueve  mirallestagliabue sin parecer resolver si esto que hace(mos) es una tecnología artesanal o una artesanía tecnológica. Cuestión trascendental que pasa hoy por un simple mimbre habitado.

***UPDATED*** contenido del pabellón via elpaís [el “cesto español” en shangai]

via dezeen

Son muchos y variopintos los artistas, arquitectos, fotógrafos, escritores, músicos, etc. a los que reúne  la exposición del ivam, “malas calles“. Desde una visión global e  interdisciplinar se aborda una representación del espacio público, de las calles y plazas de la ciudad, que se ha ido conformando en el último siglo. Obras de arquitectos como Eissenman, Aldo van Eyck o Tschumi, se intercalan entre vídeos de Matta-Clark o fotografías de Dan Graham y Jeff Wall. Se dejan caer algunos libros que retratan ciudades o espacios futuros y por si fuera poco hay algún pedacito de Archigram e incluso collages de las vanguardias rusas o películas como Playtime de Jacques Tatí. Y esto es tan sólo lo que recuerdo a bote pronto. Aquí puedes ver el catálogo completo de la exposición. Date prisa que cierra el día 9 de Mayo.

En el día del libro, ese que delata la pasión no sólo por la lectura sino por pasar esas hojas impresas y encuadernadas que a veces eliges por la cubierta, rescato este artículo detallista que leía sobre papel de periódico con portada del new york times [in e-book era, you can´t even judge a cover]. Lejos de vanagloriar los éxitos de apple o sumarse a las críticas sobre el ipad, el artículo se centra en la parte social, en los detalles de la vida diaria que cambia un dispositivo. En particular llama la atención sobre esas mismas cubiertas que delataban preferencias particulares, que vendían libros con su imagen, que hacían marketing sin cobrar, que intrigaban al lector furtivo en el metro, que invitaban a la lectura y la conversación… y lamenta que no habrá más libros pesados, eruditos o banales que describan al lector en público, ni más conversaciones sobre el final de un libro que ya no adivinarás por la portada. Serán los comentarios en facebook los que hagan ese trabajo de marketing, y las portadas digitales las que enlacen a una descarga directa. Cierto es que el niño bajo estas líneas crecerá leyendo sus cuentos sobre un dispositivo que permite interactuar, enlazar, indexar y abrirse a la red. Recordaba las palabras de la web de unos arquitectos, Hemos cerrado esta ventana a la calle al tiempo que abrimos otra al patio interior. Las cosas cambian y este año algún escritor firmará sobre un e-book, pero no será con una pluma ni sobre papel.

Si hubo un momento en que se guardaba con celo la información que se presentaba a un concurso, las imágenes, las maquetas,las formas de trabajo… Cada vez hay menos intimidad dentro de un estudio de arquitectura. Llegará el momento en que a través de una red social sabremos cómo va la maqueta o si sale el último render. Hasta el momento esta publicidad manifiesta permite ver cómo presentan las grandes firmas sus paneles de concurso. Un trabajo que esconde una maquinaria con recursos ilimitados pero que dice mucho sobre la apertura de los concursos, esa mecánica que abre las posibilidades, teóricas, a cualquiera capaz de generar imágenes e ideas como para convencer a un cliente que espera respuestas. Uno de los últimos ejemplos es el concurso para el Dance and Music Center en La Haya que ha anunciado sus finalistas con todo lujo de detalles. La labor del jurado se prevé complicada. Toda la info via archdaily