archivo

Archivos Mensuales: julio 2014

hablar para ser escuchado

Conversaciones entre amigos, cenas con familia política, videoconferencias de trabajo o discursos ante multitudes… Hables en las circunstancias que hables, Julian Treasure te da algunas claves para hablar, y ser escuchado.

via treecool

Anuncios

lina

De tanto en tanto, un nombre de pila titula una entrada. Esta vez lo hace el de esta arquitecta italiana que decidió voluntariamente sentirse brasileña y construir un pedazo de su modernidad más reconocible. Ahora una exposición llamada “Lina Bo Bardi. Together” que ya ha recorrido ciudades como Londres o París, y que se detiene estos días en Berlín, analiza la trayectoria, citas, estudios, lecturas y obras de quien afirmó: “La libertad del artista siempre ha sido” individual “, pero la verdadera libertad sólo puede ser colectiva. Una libertad consciente de las responsabilidades sociales, que puede derribar las fronteras de la estética … ” Y que dejó entre sus citas auténticos manifiestos, tan rotundos y sensibles como las formas de hormigón visto que luego amueblaba con delicada sencillez funcional.

Para buscar cuidadosamente las bases culturales de un país (sean las que sean: pobres, miserables, populares), cuando son reales, no significa que haya que preservar las formas y los materiales; significa evaluar las posibilidades creativas originales. Materiales modernos y métodos de producción modernos remplazarán los procesos primitivos, preservando no las formas sino la estructura subyacente de esas posibilidades. LBB

lina_big

No te pierdas los contenidos de la web – linabobarditogether.com

arquitecturacolaborativa

“¿Por qué todo el mundo odia la arquitectura moderna?” Se pregunta David Chipperfield para titular esta charla en TEDTalk. Una cuestión introspectiva, que podría desarrollarse en una tesis, y a la que trata de dar respuesta haciendo un recorrido por la arquitectura que nos rodea, evitando recurrir a los edificios singulares que atraen la atención mediática sobre los grandes nombres del panorama arquitectónico, para atender a la realidad cotidiana, a esos edificios de los 60 y 70 con los uno se enfrenta en un paseo por Londres o al “skyline” de una ciudad como Miami, donde los edificios de firmas reconocibles apenas añaden una cuidada fachada sobre un panorama anodino que se fotocopia a sí mismo una y otra vez por pedido expreso del mercado, sin que el arquitecto tenga tiempo para digerir un pedido de lo que podría llamarse “fast architecture”. El arquitecto inglés trata de buscar desde el surgimiento del movimiento moderno el punto donde los arquitectos perdimos pie, donde la sociedad comenzó a vernos como alguien a quien enfrentarse y no con quien colaborar. Por suerte, puede destacar su experiencia reciente en uno de sus proyectos más polémicos y reconocidos, admitiendo que la colaboración a la que se vieron forzados para recuperar la esencia del Neues Museum de Berlín, benefició y mantuvo vivo el proyecto. Un diseño que persigue la permanencia, la recuperación de la idea de ruina como un valor intrínseco y bello dentro de la arquitectura que debe recuperar dentro de la modernidad aquellos valores originales e involucrar a la sociedad para que comprenda que las expectativas y proyecciones de los arquitectos son parte intrínseca de la sociedad misma.