archivo

Archivos Mensuales: noviembre 2012

Con vistas al fin de semana puedes echar un vistazo a Bustler, una página que recoge las últimas noticias sobre concursos de toda índole creativa. Sirvan de muestra estos tres botones; el resultado del concurso anual de dibujo arquitectónico KRob2012, los finalistas de un concurso de fotografía digital con app propia EyeTime2012 y, para terminar, el brillante y original ganador del Concurso de Arquitectura de Chicago que este año tenía como objeto una complicada ampliación funcional sobre un icono de la ciudad como es el Hospital de Mujeres Prentice del arquitecto Bertrand Goldberg. Éste, más allá de unas formas claramente identificables, dijo sobre el fondo:

Mi mensaje, creo, es mucho más importante que mi persona, o que la rápida identificación como el arquitecto de los edificios redondos. Estoy hablando del papel de las personas en un sistema social, sobre su comportamiento dentro de la ciudad  (Bertrand Goldberg)

Anuncios

Antes de que los maestros de hoy se convirtieran en lo que son, fueron admiradores y pupilos de los grandes arquitectos de ayer. Algunos de éstos, sin embargo, apenas aparecen en muchos libros y resulta difícil encontrarlos en los blogs, incluso en los de arqueologías del futuro. Paradójicamente los prólogos de sus monografías o los discursos de apertura de sus recientes exposiciones los firman sus pupilos más aventajados . Ese es, por ejemplo, el caso de Claude Parent, cuyo libro introduce Jean Nouvel, ilustrado con fotografías en el que se le ve bien acompañado de un joven y risueño Rem Koolhaas. Este polémico arquitecto francés, después de conocer a Paul Virilo e influido por otros filósofos y artistas, escribió su conocido manifiesto revolucionario, “Vivir en lo oblicuo”, donde aunaba conceptos arquitectónicos, urbanísticos y sociales, y cuyas palabras, junto con sus dibujos y obras, parecen haber inspirado muchos de los planos inclinados de OMA, algunos trazos de Zaha Hadid y algunos trabajos de su compatriota Jean Nouvel. Un manifiesto, radical y utópico en sus superficies pero inspirador y subversivo en el fondo, capaz de provocar, como buen ensayo, una mirada oblicua, donde los principios buscan continuamente una posición estable apoyados sobre un plano inclinado.

+info via domus – claude parent portrayed by jean nouvel

+artículo NYT – All Ramps and Spirals and Mosquito Landings

Ni la primera ni la última, ni abierta ni cerrada, ni digital ni en papel, sino más bien auto-imprimible. Engawa es una más de esas revistas emergentes, que viven de la colaboración, del deseo editorial particular, de la incontenible necesidad de contar historias, no importa que sean breves, trascendentes, o superficiales. Da igual si sólo se citan pequeños párrafos de obras de referencia o se agrupan imágenes para sugerir breves reflexiones. Si se juntan las ganas de leer con la experimentación editorial, bienvenida sea, a pesar de estos pesares.

“Vivimos bajo una lluvia ininterrumpida de imágenes; los media más potentes no hacen sino transformar el mundo en imágenes y multiplicarlas a través de una fantasmagoría de juegos de espejos: imágenes que en gran parte carecen de la necesidad interna que debería caracterizar a toda imagen, como forma y significado, como capacidad de imponerse a la atención, como riqueza de significados posibles. Gran parte de esta nube de imágenes se disuelve inmediatamente, como los sueños que no dejan huellas en la memoria; lo que no se disuelve es una sensación de extrañeza, de malestar.” (Italo Calvino, seis propuestas para el nuevo milenio, 1988)

Era previsible que el entusiasmo que destilaban las palabras de Tomas Saraceno en aquella entrada sobre crear lo impensable fueran más allá de las sugerencias visuales, los dibujos utópicos o las representaciones visuales. Así que con ayuda de un equipo multidisciplinar de arquitectos e ingenieros ha conseguido que unos deliciosos dibujos se conviertan en un espacio flotante en el que sumergirte. Una nube plástica que permite suspenderte en el espacio vacío para reflexionar sobre preguntas trascendentales. Esas a las que este artista y arquitecto argentino responde con jovialdad científica en esta entrevista de domus. A la pregunta sobre la arquitectura responde:

Me gusta pensar en la arquitectura como un sistema informático, como la composición de un poema. La arquitectura no sólo como la construcción de casas, sino también como una forma de organizar algo y la comprensión de que no se refiere exclusivamente a los seres humanos. (Tomas Saraceno)

Seguro que no cesa en su empeño de crear esas ciudades imaginarias que vuelen sobre las que ahora conocemos, mientras, quédate flotando sobre esas sugerentes ideas hasta contagiarte de esa utopía que define como una necesidad constante.

+ fotos via bonsai.tv

vía floresenelatico.tumblr.com