archivo

Archivos Mensuales: junio 2011

Las expresiones son eso, palabras que surgen ante una escena de la vida común. Lo que quizá no sea tan corriente es que una imagen pueda representar una expresión, y sin embargo la fotografía de Txema Salvans ha inspirado esta que invita a echar a andar. Y es que las series de este catalán parecen surgir de ese camino que sin rumbo fijo ha recorrido los márgenes de las carreteras, ha dormido en camping y ha disfrutado de algunos spanish hits. Esos son los títulos de estas fotografías acumuladas en una web navegable y sugerente que invita a ser recorrida, con manta o sin ella.

En esa colaboración ininterrumpida que mantienen OMA/AMO y Prada, que hace unos días se exponía en la biennale de venecia [OMA with/for prada at the venice art biennale 2011 via designboom] un año más presenta una pasarela que ha perdido las formas. Se ha liberado de los pasillos de ida y vuelta para que los  modelos desfilen orquestadamente a través de esta matriz de cubos azules sobre una moqueta de césped artificial. Contrariamente  a la lógica, es Prada quien se viste de OMA.

Cuando Charles Baudelaire escribió sobre la figura del flâneur, aquel que camina por la ciudad para descubrirla, no podía imaginar la re-interpretación de esa figura urbana en la era de Google y su street view. Gracias a la web Robot Flâneur puedes visitar a modo de salvapantallas una serie de perspectivas itinerantes por las calles de Londres, San Francisco, Manhattan, Sao Paolo, París, Berlín, Johanesburgo, Tokio o México. Una versión robótica, o digital, de esa figura literaria, que ya no tiene que salir de casa para ver la ciudad pero que, por ahora, tendrá que patearla si de verdad quiere vivirla y experimentarla.

via popupcity

Aunque arquitectura, y sociedad, deberían asumir la prefabricación de espacios como una de las soluciones viables de cara al futuro, siguen siendo tímidas las experiencias globales, quedando los ejercicios con contenedores como los únicos que continúan mostrando la versatilidad de un módulo espacial que, a priori, carecía de cualquier pretensión habitable. Sin embargo, este paralepípedo de chapa sigue revelándose como un potente instrumento proyectual que da lugar a composiciones coloristas y comerciales como este stand en sao paolo del interesante studio MK27 de marcio kogan o esta vivienda auto-construida en Costa Rica de los arquitectos Benjamin García Saxe Architecture, con un presupuesto ridículo y un espacio más que acogedor. No siempre la contención limita las soluciones, más bien, todo lo contrario.

Empezando por el tejado, siguieron las fachadas y ahora está dentro de casa. La vegetación decididamente ha entrado en la arquitectura contemporánea con la excusa sostenible pero como un ornamento  dispuesto a quedarse y crecer por doquier. Si Adolf Loos utilizó en su momento la vegetación para camuflar la modernidad austera de su looshaus, ahora sus macetas se condensan en módulos que cubren desde las cubiertas a las paredes de los baños. La empresa de cerámicas benetti stone ha lanzado su MOSStile, un azulejo con distintas especies y colores de musgo que parecen no necesitar agua ni luz para crecer dentro de casa. Al menos este ornamento sí parece verde y sostenible, y al tacto, sin duda, es agradable.

Esta es la traducción directa del que podría llegar a ser el nuevo icono de la ciudad de Nueva York – pluspool. Una campaña en la mencionada web kickstarter pretende recaudar el capital suficiente para empezar a crear este original espacio público. La propuesta de los estudios neoyorkinos Family y PlayLab, consiste en hacer una porción de esta piscina con los materiales y tecnología necesarios para testar los sistemas de filtrado que hagan el agua del río Hudson “nadable”. Un estupendo oasis para la ciudad de los rascacielos que parece creer en la iniciativa ciudadana como promotor directo de su espacio público. Admirable.

via swissmiss

Nada en el trabajo de Enric Miralles deja una línea recta sin que por el medio la asalten las distracciones, la curiosidad, el estudio, la inquietud, o como en este caso, las letras. Una exquisita complejidad donde cada trazo puede revelar con esmero la investigación que terminó en dibujo, maqueta y obra. Los admiradores del genio catalán puede que hayan intentado en más de una ocasión copiar esa tipografía donde llama la atención una diagonal sonora. El cuidado en la elección de la fuente puede seguir la línea o arruinar todo el dibujo. En su caso, el uso y creación de una tipografía propia, una [letra dibujada en prosa], según la diseñadora gráfica Rut Vidal Subirà, ha dado paso a esta tesina que pone el acento sobre un tema de primer orden en la representación de la arquitectura y que enlazan desde una atenta reseña en hic*.