archivo

Archivo de la etiqueta: kazuyo sejima

cortinas

Se puede sospechar alegremente si la cercanía del estudio suizo de Herzog & de Meuron, inconscientemente, ha inducido a SANAA a realizar su ejercicio más tectónico en un encargo tan especial como, a priori, ingrato. Pero entre otros edificios fabriles, ortogonales por defecto y anodinos por costumbre, el equipo japonés ha dibujado un círculo, trazado a mano, deliberadamente imperfecto, programáticamente flexible, que envuelve con una delicada cortina acrílica. Ésta no se mece con el viento ni se puede correr para ver dentro pero construye a partir de esas características sensibles una percepción amable y enigmática. No siendo la primera vez que la pareja japonesa utiliza hábilmente una envolvente, ni faltando en el panorama industrial ejemplos de “originales” cerramientos, esta reflexión no versa sobre la fachada per se, aunque ésta ofrezca tantas lecturas como pliegues. Contando el proyecto con múltiples bondades, este detalle ondulado sirve para demostrar la capacidad que tienen los maestros para transponer elementos arquitectónicos fuera de los ámbitos marcados, más allá de las escalas acostumbradas, lejos de los entornos habilitados, despojados de los usos conocidos, para dar lugar a nuevas entidades. Es así como una cortina, de uso predominantemente doméstico, de confección textil y naturaleza móvil, se convierte aquí en un velo industrial, vítreo y estático que encierra esa reflexión recurrente sobre la forma y la función.

memoria vía vitra – artículo via elpaís – imágenes via archdaily

cortinas_big***UPDATED*** +info via metalocus [1][2]

 

La primera reseña sobre la película-documental Pina quedó aquí como una nota mental pre-estreno. Tras su visionado, el film de Wim Wenders contiene elementos suficientes como para convertirse en una película de referencia dentro y fuera del mundo de la danza. La sugerencia creativa, visual y plástica sobrepasa con creces la técnica o los espacios y paisajes de fondo. Hay ante todo una profunda reflexión sobre la búsqueda de nuevas formas de expresión de ideas, sentimientos, estados de ánimo, fases vitales… Un trabajo en el que la coreógrafa alemana lanza preguntas a sus alumnos y bailarines, quienes se deshacen de las palabras para hablar con sus movimientos. La danza se lleva hasta el extremo con un uso exquisito de materiales y decorados, elementos de composición y escenarios con los que se baila al son de la música. Todos los recursos son testados, probados y explotados hasta el límite para intentar trasladar al espectador lo que las palabras no pueden si quiera comunicar. Resultan extrapolables hasta los elementos que pudieran pasar por banales, pero las sillas del Café Müller, son tan fundamentales en su puesta en escena como lo son en cualquier espacio arquitectónico. Basta con recordar este estudio para la distribución de sillas que realizan Kazuyo Sejima y Ryue Nishizawa para su situación en un parque. 

Se trata de pensar cómo materializar nociones inmateriales […] La arquitectura ya no sólo consiste en construir edificios y la danza no se ocupa de componer bailes. La esperanza está en que los bailarines continuen explorando nuevos territorios como gestores del espacio, y los arquitectos traten de concebir el espacio como gestores del movimiento. (Choreographed environmentswww.epdvs.com – via deconcrete)

1 foto de graziano arizi – 2 estudio para la distribución de sillas

La duodécima bienal de Estambul, según Nikolaus Hirsch, uno de sus comisarios, ha dado un paso atrás, diseñando un espacio genérico para reflexionar sobre lo local disponiendo la arquitectura al servicio del arte. Así, una serie de cajas, blancas por dentro y metálicas por fuera, dan lugar a un micro-urbanismo de lugares de paso y espacios íntimos. En esa domesticidad uniforme las obras de arte pueden realizar su puesta en escena frente a un espectador contenido. Esta matriz de micro-ambientes diseñada por Ryue Nishizawa distribuye elementos semejantes bajo un mismo techo, asimilando estrategias de otras obras y proyectos, individuales o junto a Kazuyo Sejima. Como salidas de una matrioska minimalista, dentro de este almacén portuario, se van desplegando cajas de escalas diversas para levantar una pequeña ciudad con contenedores de arte . +info e imágenes via domusweb

Si te queda tiempo entre las compras navideñas, los polvorones y las comilonas y estás harto de las típicas películas familiares que abundan estos días en la televisión, aquí tienes una alternativa arquitectónica. Una charla que dio Shohei Shigematsu, socio de OMA en Nueva York, con motivo del concurso premiado para el Museo Nacional Des Beaux-arts De Quebec. Una explicación de algunos de los proyectos en los que participa este atípico japonés que huyó de la sencillez de Kazuyo Sejima para encontrar la complejidad de la mano de Rem Koolhaas. [los primeros 7mins son en francés]

No ha sido esa niebla en el interior del Arsenale lo que ha llamado la atención de la exposición de tetsuo kondo en la biennale. No es la primera vez que alguien recrea tal fenómeno [diller & scofidio: the blur building]. Sin embargo hay un cómplice en la instalación que merece una mención aparte. Transsolar es algo más que su subtítulo, klimaengineering; especialistas en climas han conseguido ayudar a los arquitectos a dar pasos acertados en esta nebulosa tecnológica de lo sostenible. Podría decirse que estos cloudscapes de la biennale son un hermoso manifiesto que demuestra su habilidad para controlar esos nuevos medios sin los que la arquitectura no puede entenderse ya hoy. Para los escépticos (entre los que me incluía) aquí dejo una entrevista donde mathias schuller deja claro el origen, presente y futuro de este diálogo, gracias al que arquitectos de la talla de Jean Nouvel o Kazuyo Sejima han conseguido materializar algunas de esas obras que se esconden bajo su nombre.

+info exposición via wemakemoneynotartdesignboom

En multitud de ocasiones me he preguntado la influencia que tiene el espacio en que habitamos en la niñez, las imágenes espaciales con las que crecemos, y la influencia que éstos tienen en el espacio que buscamos como arquitectos. Hay casos en que nada de esto tiene que ver con lo que más tarde somos y hacemos, sino que le pregunten a Ryue Nishizawa, “simplemente ocurrió”. Pero, al preguntarle a Kazuyo Sejima por el modo en que se adentró en el mundo de la arquitectura, recuerda una imagen que descubrió en la niñez. Posiblemente en blanco y negro, una fotografía de esta Sky House de Kiyonori Kikutake, fundador del Movimiento Metabolista, fue la que desde entonces, Kazuyo entendió como “la casa”. Parece que no sólo las imágenes de la infancia sino también aquellos movimientos utópicos son, según Florian Idenburg, revisados en momentos de crisis. Apoyado en la casa de Kikutake escribe [the house that used to fly] donde actualiza los principios de aquella corriente que profetizaba sobre una ciudad del futuro habitada por una sociedad masificada, caracterizada por grandes escalas, estructuras flexibles y extensibles con un crecimiento similar al orgánico.

Los críticos podrían decir que el trabajo es un – contexto; que la mayoría de sus propuestas urbanas estaban copiadas de las estrategias de tabula rasa de los arquitectos del Movimiento Moderno que rechazaban los entornos tradicionales; que ellos tendían a sobre simplificar el diseño y los procesos de composición; que los esquemas eran teóricamente flexibles pero que en la realidad resultaban opresivos, derivados de la aceptación y confianza en las tecnologías modernas y los principios racionalistas; que ellos se encomendaban a las grandes constructoras, consumidores y promotores, y lo más importante, que desatendían profundas cuestiones sociales en favor de una llamada por ser ecológicos, que se reducía a un interés por el skyline. Tal vez deberíamos encontrar la inspiración en los tempranos trabajos de Kikutake, antes que en sus bravucones planes utópicos; en su cuidadosa re-configuración y calibración de los sistemas existentes. Tal vez el arquitecto no debería intentar continuamente inventar el árbol, sino que debería convertirse en un jardinero constante, alguien que siembre y cultive.

via designboom + abitare

recordatorio [Camino hacia la extrema sencillez]

Si se sigue la actualidad de la arquitectura japonesa se puede detectar ya una joven generación que ha pasado por los estudios de Kazuyo Sejima y Toyo Ito. Han aprendido la claridad con la que construir diagramas, funcionales y estructurales, o cómo hacer realidad bocetos espaciales de formas naturales. Ahora arquitectos como el mencionado Sou Fujimoto, que apareció con un discurso teórico [futuro primitivo], o Akihisa Hirata (autor de estas imágenes) construyen sus primeras viviendas, llenas de relaciones tridimensionales, partiendo de sugerentes bocetos y conceptos.

via afasia