archivo

Archivo de la etiqueta: citas

edificarloconstruido

fotografía de Chema Madoz

La primera idea de esta entrada fue dejarla en blanco para escuchar mejor los silencios de Peter Zumthor, sin embargo, en el transcurso de tiempo que me ha llevado escuchar sus respuestas íntimas y serenas en Lousianna Channel, han aparecido otros “objets trouvés” cuya combinación expongo como una reflexión encontrada.

En el número 19 de pinupmagazine.org la entrevista a otro de los pesos pesados de la escena arquitectónica, aunque más ligera, dejaba entre líneas una carga de profundidad .

“Un arquitecto se basa primero y ante todo en la cultura general… Debe tener los medios para construir su propio conocimiento” Jean Nouvel

Peter Zumthor confiesa también tener un abanico de intereses diversos y múltiples inquietudes que le facilitan entender los lugares y los espacios que propone en cada situación. Es su conocimiento previo pues el que le ayuda en esa labor creativa que dice estar a medio camino entre el arte y el oficio.

Escuchaba a Andrés Trapiello en una conferencia reciente sobre el Rastro de Madrid en la Fundación March: “al Rastro no vamos a buscar, vamos a reconocer. Todo aquello que no llevemos encontrado previamente ya de casa, no lo vamos a encontrar”. En una concatenación de citas, el escritor leonés recita a Walter Benjamin en su texto “El regreso del flaneûr” parafraseando:

“Sólo vemos lo que nos mira.” Franz Hessel

Me atrevo pues a profundizar en otra cita, esta vez de Pablo Picasso, “los grandes artistas copian, los genios roban”. Entiéndase pues que robar, alejado del hecho delictivo, supone llevarse algo consigo para hacerlo nuestro. Ese “robar” continuo de aquí y de allí, de perspectivas e intereses propios y ajenos, es lo que, en conjunto, edifica nuestro propio conocimiento para, luego, construir los espacios que en un momento de la historia deben responder a un lugar determinado y servir a la sociedad en la que nos encontramos.

[vimeo vimeo.com/147308260]

lina

De tanto en tanto, un nombre de pila titula una entrada. Esta vez lo hace el de esta arquitecta italiana que decidió voluntariamente sentirse brasileña y construir un pedazo de su modernidad más reconocible. Ahora una exposición llamada “Lina Bo Bardi. Together” que ya ha recorrido ciudades como Londres o París, y que se detiene estos días en Berlín, analiza la trayectoria, citas, estudios, lecturas y obras de quien afirmó: “La libertad del artista siempre ha sido” individual “, pero la verdadera libertad sólo puede ser colectiva. Una libertad consciente de las responsabilidades sociales, que puede derribar las fronteras de la estética … ” Y que dejó entre sus citas auténticos manifiestos, tan rotundos y sensibles como las formas de hormigón visto que luego amueblaba con delicada sencillez funcional.

Para buscar cuidadosamente las bases culturales de un país (sean las que sean: pobres, miserables, populares), cuando son reales, no significa que haya que preservar las formas y los materiales; significa evaluar las posibilidades creativas originales. Materiales modernos y métodos de producción modernos remplazarán los procesos primitivos, preservando no las formas sino la estructura subyacente de esas posibilidades. LBB

lina_big

No te pierdas los contenidos de la web – linabobarditogether.com

mezcladenostalgia

A punto he estado de plagiar el título del artículo rescatado del histórico de ElPaís – El ladrón de nubes. Al final ha sido un “Copy&Paste” de las notas que, dos años antes de que recibiera el Pritzker y con motivo de la publicación del monográfico de A+U, Eduardo Folle-Chavannes tomó sobre las pistas que hasta entonces habían dejado esos hurtos que Jean Nouvel crea para cada lugar combinando la nostalgia, la extrema anticipación, la imperfección, la desaparición, la duda, lo humano, el riesgo, la exploración, lo improbable…

… la concepción de cada obra no se limita a la manipulación consciente de los datos de la realidad. El aspecto más importante, el que caracteriza la obra, es el estado espiritual que establece una poética arquitectónica. Nouvel se permite -cuando no se autoexige- un espacio para la duda, la exploración, el riesgo, el análisis crítico en cada fase del diseño, desde la organización general hasta el detalle… Nouvel reniega de la imposición de los estándares tanto constructivos como mentales… Tampoco acepta la perfección por sí misma, una idea que no seduce. Su propuesta aspira, por tanto, a no perder nunca de vista el aspecto humano de la creación.

… es en el propio período de la creación en que el arquitecto se libera de la engañosa seguridad de las repuestas automáticas, y de las tentadoras copias de sí mismo.

En el manifiesto de Louisiana (2005)… su pensamiento queda plasmado en una serie de consignas y contra-consignas que, por su certera e incisiva radicalidad, recuerdan las de mayo de 1968: “Dejemos a la arquitectura redescubrir su aura en lo inexpresable, en lo vago, en la imperfección de lo inventado”; “Reclamemos la arquitectura de lo improbable”; o aún “El detalle, como el todo, es una oportunidad de inventar, de dislocar, de enriquecer al mundo…”.

… Lo “improbable” es, sin duda, su estímulo creativo mayor. Esta visión utópica de la arquitectura (en el sentido de que la aspiración a la utopía se convierte en un motor del progreso)…

… caso de la reconversión de la antigua iglesia de Sarlat-la-Canéda, en Francia (1993-2002)… Nouvel graba en el interior del portón de acceso al ahora mercado cubierto una frase de Jean Baudrillard: “La arquitectura es una mezcla de nostalgia y de extrema anticipación”.

…una serie de obras en curso e inconclusas… resultan significativas por su contribución a la conformación de un paisaje. Es por ello que cada proyecto se asocia a un concepto filosófico particular, originado por las condiciones relativas a su inserción. Tal es el caso de obras que se inclinan hacia la poética de lo superlativo, influyendo en el espacio por su presencia y definición, aportando cambio y orientando la evolución del sitio. 

… Otro tipo de obras, por el contrario, se orientan hacia una desaparición de la arquitectura. La idea de la “arquitectura que desaparece” se refiere a la “estética de la desaparición” promocionada por el pensador Paul Virilio, …

mezcladenostalgia_big

maestro mirallesCon un cierto retraso, rescato algunas lecciones dando más valor a éstas que al hecho de acertar la fecha concreta. Sin embargo, trece años han pasado ya desde la desaparición de Enric Miralles.  La fundación que lleva su nombre ha puesto a buen recaudo sus maquetas y dibujos. Por suerte, sus palabras no pueden archivarse y esa personalidad, tan espacial, de la que hablaba Victor Garriga, hace que su legado siga en expansión a través de quienes recogieron las lecciones del maestro. Una muestra, tan breve como valiosa, la consiguió Anantxu Zabalbeascoa de algunos alumnos aventajados. Retazos de esas y otras invenciones se suceden bajo éstas líneas.

“Los arquitectos aprendemos la historia dibujando, calcando con un papel vegetal todas las plantas y todas las fotos de los libros. Es así como se aprende de verdad la historia…” (Enric Miralles a Manuel Bailo y Rosa Rull)

… lo más importante es el camino, el proceso, la dinámica de mirar, hacer y revisar constantemente en un constante reinventarse que ahuyente los lugares comunes y nos de las respuestas que necesitamos en cada momento. El proceso es mucho más rico, pero también más complejo y hasta confuso, pero creer en el camino siempre te acaba llevando a lugares sorprendentes que no podías imaginar al iniciar el recorrido, y esta es la única manera de dar una respuesta adecuada a una pregunta verdaderamente nueva, jamás antes pronunciada. (Enric Miralles para Xavier Claramunt. Equip)

(sobre las variaciones de retratos de Giacometti) …”algo de este modo de trabajar de Giacometti he intentado en estos proyectos, no en todos. Quizás más en aquellos en donde el dibujo aproximado y vago es más importante… (Enric Miralles)

Yo cambiaría la palabra de idea por la palabra diálogo, conversar más que idea. Seguramente la peor parte de un proyecto es el carácter de imposición (…) entonces lógicamente no se puede dialogar, preguntar (…) Muchos de mis proyectos se construyen de esta manera: dialogando con lo que existe” (Enric Miralles)

Se avanza por sucesivos comienzos (Enric Miralles)

maestro miralles_big

via edgargonzalez – realidadesinexsistentes

infinitas posibilidades

La conjunción de varias disciplinas en torno a un proyecto siempre resulta emocionante, cada uno aporta una visión distinta sobre un problema común. La situación en sí, previa a cualquier solución posible, individual o conjunta, constituye una nueva forma de conocimiento. En ocasiones ni siquiera es necesario un encargo, una actividad común delata esas visiones cruzadas. El ajedrez enfrentó sobre un tablero a Marchel Duchamp y John Cage, y mientras que el primero afirmaba, “Todavía soy una víctima del ajedrez. Tiene toda la belleza del arte y mucho más. No puede ser comercializado. El ajedrez es más puro que el arte en su posición social”, llegó un momento en que apareció una noticia cuyo titular decía: “Ya no juego más al ajedrez con John Cage. ¡Es que John Cage no quiere ganar!”. Cage explicó entonces a los periodistas: “Me pongo a jugar al ajedrez con Duchamp y veo las piezas, las infinitas posiciones, los juegos, los movimientos, los posibles acontecimientos y me parece que lo fascinante es ese proceso de movimiento de las piezas. Y que ganar o perder no tiene mayor interés. Llega un momento en que me parece tan impresionante, atractiva o hermosa la posición de las figuras y la sombra que proyectan sobre el tablero, que no soy capaz de pensar en cómo continuar la partida” (John Cage – Duchamp. El amor y la muerte, incluso. Juan Antonio Ramírez. Siruela. Madrid, 2000.) A raíz de esta afirmación reflexionaban Tuñon y Mansilla en el póstumo número 161 de ElCroquis: “El ajedrez tiene infinitas partidas, todo movimiento puede estar seguido por infinitas posibilidades hasta que se da jaque mate. Lo importante es establecer ese campo de juego y eso, en arquitectura, es el establecimiento de estrategias, sistemas y métodos constructivos; todos ellos van generando distinta partidas. Eso es lo que nos interesa de la arquitectura, ese eterno deambular por la capacidad de realizar infinitas posibilidades a partir de constricciones o limitaciones que el campo de juego y las mismas fichas establecen.” Hé ahí el cuerpo de una investigación, también, con infinitas posiciones.

Foto de portada – Marcel Duchamp’s hands, New York, 1959-60 by Alexander Liberman

niemeyer

Cómo con los cumpleaños y los regalos, uno no siempre encuentra el adecuado en la fecha exacta. Algunas cosas se cruzan en el camino y no por ello hay que dejarlas pasar. Con el fallecimiento de Oscar Niemeyer aparecieron múltiples muestras de cariño y recuerdos afectuosos para un gran maestro de la arquitectura, que ejerció la profesión de forma inagotable hasta sus últimos días, pero su legado y sus obras no merecían cualquier punto de vista ni un homenaje forzado. Sólo al descubrir las fotografías que Marcel Gautherot tomó durante la construcción de Brasilia en construcción ha surgido este pequeño apunte póstumo. Cómo manifestó Ferreira Gullar, con quien Niemeyer mantenía una estrecha amistad, “El lema de la arquitectura era que la forma está subordinada a la función. La preocupación fundamental tenía que ser la funcionalidad, y la belleza quedaba en un segundo plano. Oscar unió los dos elementos, funcionalidad y belleza, porque, decía, la belleza también cumple una función”

niemeyer_big

via arquitectura+historia

Por un momento pensaba que ya había escrito algo sobre Andrew Zuckerman, un personaje que descubrí en otra de las charlas de CreativeMornings. Sin embargo, no aparecía nada hasta ahora en el blog sobre un fotógrafo que pareció descubrir algo que últimamente ha ganado valor, la vejez. Más particularmente, la sabiduría y el conocimiento de aquellos que han llegado hasta ciertas edades y tienen mucho que decir todavía, y mucho de lo que aprender. El libro, Wisdom: The Greatest Gift One Generation Can Give to Another, retrata 50 grandes pensadores y emprendedores de nuestro tiempo – escritores, artistas, filósofos, políticos, diseñadores, activistas, músicos, religiosos y líderes políticos- todos ellos mayores de 65, que responden a siete preguntas llenando páginas de un torrente de inteligencia, inspiración y experiencia inestimables . Opiniones valiosas entre las que destaco esta que he ha despertado la búsqueda, encontrada via swissmiss:

No paras de hacer cosas porque te haces viejo. Te haces viejo porque dejas de hacer cosas (Rosamunde Pilcher, escritora)

+info via brainpickings