archivo

Archivos Mensuales: febrero 2010

Llevaba días viendo propuestas de instalaciones, intervenciones y utopías sobre el vacío central de la espiral más conocida de la arquitectura, hasta que he descubierto, gracias al artículo de  Roberta Smith en el NYT, Take this Museum and Shape it, que el origen de aquellas surge del propio Museo Guggenheim de Nueva York. Con motivo de su 50Aniversario invitó a más de doscientos artistas, arquitectos y diseñadores a re-diseñar este vacío tan lleno de arquitectura. El artículo recorre con afilada e inofensiva crítica todas las propuestas, destacando aquellas que mejor han sabido entender el vacío a través de impresiones, escritos, maquetas o renders. Es sin duda un reto intervenir en un lugar como este pero a la vez es una iniciativa admirable para revalorizar un espacio que sigue inspirando tantos subconscientes. No me he detenido a ver todas las propuestas pero me ha encantado esta de Anish Kapoor (quien antes o después tendrá su propia entrada) y la de unos arquitectos que descubrí recientemente [Solid Objectives – Idenburg Liu] y a los que he llegado esta vez gracias a esta bonita impresión que se acompaña de esta memoria.

Más que un añadido SO-IL intenta revelar las ideas teosóficas que tuvo Wright al considerar su diseño. Viendo este como un espacio entre la tierra y el cielo, esta impresión muestra una vista desde la rotonda mirando directamente hacia arriba su propio cenit y directamente hacia abajo hacia el nadir. La estructura se borra para mostrar a la gente y al arte flotando entre estos dos polos. Desde la distancia, la impresión se lee como dos galaxias vecinas, o como una proyección estereográfica de esos polos.  (SO-IL)

Todas las propuestas aquí

Anuncios

Escribe David Trueba, de quien la wikipedia dice ser escritor, periodista, director de cine, guionista y actor (qué envidia de definición polifacética) un igualmente polifacético artículo de elpaís [Otras ventanas] que enmarca perfectamente la fotografía sobre Irán de Pietro Masturzo (ganador del World Press Photo de 2009). Aquel es un país que mortifican medios internacionales y políticos propios y ajenos. Dice el autor del escrito que “son fotos para perderse, para pensar, para acercarse” y se pregunta si “¿Existe mejor ventana?”. (Contestaría que) siempre hay más y mejores para quien tiene la inquietud de abrirlas. Entorné aquella “nación de bloggers” y hoy abro al hilo la película de Persépolis. (No dejes de ver las fotos)

No es esta una entrada para mostrar las vergüenzas de esta profesión sino para re-descubrir nuevos materiales con los que ensuciar la disciplina, con los que desdibujar sus bordes y barrer los límites que la constriñen hoy.

Primero fue en un taller de Basurama y ahora en la IE University, el video-artista Daniel Canogar se aventura en el mundo de las ruinas contemporáneas y los deshechos renovables para despertar inquietudes en estudiantes y arquitectos. Sí, puede parecer poco ortodoxo pero como dice José María Churtiaga, “el arquitecto ya no podrá ser sólo una persona que construye”, y el urbanismo que plantea abordar este nuevo profesor de arquitectura no-disciplinar parte de reflexiones no convencionales pero sugerentes y perfectamente abordables.

La ciudad contemporánea no es capaz de controlar su ritmo de crecimiento y consumo. A falta de una mejor planificación y de una política territorial global, parte de los procesos de gestión de residuos se escapan a lugares de la periferia. Emergen así paisajes ocultos aparentemente surgidos por generación espontánea. Sin embargo, bajo un examen más profundo, nos revelan un complejo sistema de agentes y relaciones. Panoramas un tanto desalentadores y a la vez fascinantes. Desalentadores por la falta de expectativas de cambio; fascinantes por ser tan invisibles a pesar de su impacto y sus dimensiones. (Daniel Canogar)

lecturas recomendadas via elpaís [Algo más que constructores de edificios] + [Arte y memoria de la basura]

Hay quien garabatea mientras piensa, habla por teléfono, escucha en clase o quien simplemente,  dibuja por dibujar.  Los garabatos que hace Joringde Voigt son una fotma artística entre el diagrama, el esquema, las infografías, las partituras… por los títulos parecen sinfonías o ritmos  dibujados que escapan a los pentagramas pero según algunos, el vuelo de un pájaro o de un avión, una explosión, prácticamente cualquier cosa puede ser transformada en un diagrama reproducido a través de líneas de fuerza y tensión por esta artista alemana. Galería de dibujos via artnews

via butdoesitfloat

…Se ha llevado a cabo el objetivo de definir lo “público” y lo “privado”. En realidad estamos hablando de propiedad privada, porque ya no existe el espacio privado. Nuestros deseos más íntimos, nuestras fantasías, nuestros sueños están regulados y son interceptados por la esfera pública (Felix Gonzalez-Torres)

Cuando descubrí las imágenes de este artista me impresionó la capacidad de trasladar algo que había producido internet, entonces, y que han potenciado las redes sociales ahora, como es la desaparición de esa línea que separa lo público de lo privado. Con ese mismo título recogía la revista quaderns 228 varios de los carteles que situaban al artista cubano Feliz González-Torres dentro de un número dedicado a los paisajes urbanos. Sutilmente esta  foto de la intimidad más profunda se exhibe sobre un formato eminentemente público.  Delicada forma en la que el arte denunciaba algo a lo que nos hemos acostumbrado. Puedes leer una entrevista via bombsite.

Felix-Gonzalez Torres, Untitled, 1991, billboard, lugar #22: 504 West 44th Street; la medida varía con la instalación. Proyectos, MoMA, Nueva York. Foto de Peter Muscato.

Un titular como este “Valencia contra sí misma” llamaba mi atención cuando ojeaba el periódico esta mañana. Este artículo de Rafael Rivera sobre la situación del barrio del Cabanyal, constituye una de las reflexiones más completas, sucintas y ejemplares que he leído sobre lo que hay de verdad detrás de esta maraña de intereses, manifestaciones y politiqueos varios. Una perspectiva histórica que señala el orígen pescador del barrio, devenido en una parte más de la propia ciudad, que ahora se intenta cercenar con las mismas estrategias de aquel  fallido urbanismo de Haussmann. En conjunto una valoración objetiva y medida de lo que hasta hace poco, oficialmente,  se  consideraba un bien de interés cultural.