archivo

Archivo de la etiqueta: china

madeinchina

En el 2009 escribí la primera entrada sobre el gigante asiático y su desenfreno constructivo. En 2011, un año antes del que dicen fue en realidad un galardón político (Wang Shu recibió el Pritzker en 2012) ya hablaba de la emergencia china y de los ejemplos que empezaban a caracterizar una arquitectura con sello propio. Esta vez he cambiado verbo y el adverbio que preceden al país. Si bien es cierto que las ciudades chinas siguen pareciendo grandes parques de urbanismo de cartón piedra que podrían ser justamente acuñados como “made in china” (o en cualquier otro sitio) llegan ejemplos de estudios chinos con obras maduras y sensibles con su paisaje, con su historia, con su entorno… Un cierto trato de los materiales, un acercamiento moderno, un aire oriental… Una combinación de factores empiezan a tomar forma sin tenerla y a construirse sin blanquearse. Estas prácticas huyen de las formas voluptuosas (MAD architects al margen) o de los volúmenes blancos que han caracterizado la reciente obra japonesa. El último ejemplo que ha recorrido la red es un proyecto de Vector Architects, un antiguo molino de azúcar reconvertido en un hotel de Alila Yangshuo. Una obra que responde a lo que confesaba Gong Dong que estaban intentando en otro proyecto, el Museo del Patrimonio Cultural Inmaterial:

“Estamos intentando explorar las relaciones conceptuales ocultas entre la tradición y el lugar en vez de expresarlas de un modo superficial” Gong Dong

madeinchina_big

via metalocus

Anuncios

china se mueveDe sobra es conocido el hecho de que China crece, aunque puede que no a la velocidad con la que unos cuantos especulaban. Es conocida su capacidad para atraer capitales, para copiar o para realizar lo imposible, mostrar sus fortalezas y esconder sus debilidades en una huída hacia adelante. Pero todo esto constituye una fase inicial, de desarrollo; era de esperar que aprehendiera y que, más pronto que tarde, fuera capaz de desarrollar ideas propias, fusionarlas con su tradición y cultura, valorar lo propio para contrastarlo con lo ajeno y evolucionar. El hecho de que el premio Pritzker recayera en un arquitecto chino sólo fue una llamada de atención para quien pensaba que sólo era un terreno abonado para grandes obras de famosos estudios occidentales y especuladores de todo el mundo, y valorara el potencial latente. La pujanza de los jóvenes estudios chinos empieza a publicarse, a atraer el interés no sólo por la exótica tectónica local, sino por la capacidad de crear propuestas espaciales con relevancia global. Recientemente dos estudios chinos han llamado mi atención, T-A-O (Trace Architecture Office) y AZLarchitects. Con obras de envergadura suficiente para demostrar el manejo de los espacios, desarrollar estrategias de composición y proponer arquitecturas sensibles, de texturas y filosofías propias. Dos muestras de lo que está por venir.

china se mueve_bigvia HIC* + designboom

arte urbanismo

Hoy es el día de mirar a China. Una afirmación vehemente ante la velocidad de crucero que, un desarrollo y crecimiento sin escala comparable, está pasando por encima de la cultura, las tradiciones y la historia de las que todos tenemos mucho que aprender antes de que se borre por completo. (Hoy escuchaba que) El mismísimo Jørn Utzon, tomó buena nota en sus viajes de sus estructuras, palacios, templos y formas de construcción, incorporándolo a su obra. Gran parte de la realidad que le sirvió de inspiración se esfuma tras los nuevos desarrollos de estilo occidental universal. Son múltiples las voces que han gritado, las plumas que han escrito y los objetivos que intentan capturar el presente antes de que el gigante lo aplaste esgrimiendo un futuro necesario. Con una escala doméstica y cercana, las “interacciones microurbanas” que conforman el proyecto Instant Hutong, están intentando retratar un urbanismo cuyo espacio desaparece día a día. Obras efímeras, sensibles, tejidas, esculpidas, marcadas… Intentan reflejar la identidad de un lugar que deja de ser.

+info via floresenelático

arte urbanismo_big

En una ciudad fundada hace diez años, con una especie de urbanidad recreada, y vacía, el museo ordos de MAD architects parece haber aterrizado en esta plaza ondulada como lo pareció en su día la Casa da Música de OMA. Sin embargo, la solidez y funcionalidad de aquella masa angulosa con una caja de zapatos dentro, contrasta con la levedad flotante de esta masa informe y orgánica, una especie de nube cobriza, que parece estar hinchándose todavía sin conocer su contenido, tal burbuja inmobiliaria. Sin dejar que las fotos y vídeos hagan veraces los espacios, la fachada y los interiores formados por piezas dan una imagen menos quebrada que las imperfectas superficies blancas, a pesar de sus naturalezas inversas. Cuando unas debieran parecer continuas son las discontinuas las que logran el efecto fluido de una superficie ondulada. En cualquier caso las curvas son bellas y parece un lugar para deleitar la vista a la espera de que las obras, contenido, confirmen un continente que recuerda, por extrañas relaciones mentales que no formales, lo que pudieran ser pirámides modernas, igualmente en Oriente, pero en China en lugar de en Egipto. Quien sabe si unos y otros, arquitecturas y países correrán suertes parecidas. + imágenes via designboom

[vimeo vimeo.com/29364486]

Premios y referencias en aumento demuestran que aquella emergencia china sigue extendiéndose sin descuidar entornos y culturas. Aunque el Atelier de Li Xiaodong no tiene domicilio, su arquitectura sigue una filosofía que trata de capturar el lugar como lo hace en esta biblioteca liyuan. La última muestra de una serie de obras cuya materialidad hace olvidar las formas, las estructuras e incluso los usos, para convertirse en experiencias espirituales que logran pertenecer y confundirse en el entorno. En conjunto, estas obras y autores emergentes, empiezan a dibujar una arquitectura que podría acuñarse positivamente con el sello made in china.

+obras – school bridge – the water house – yuhu elementary school expansion project

via frameweb

Tomarte un un té en una casa tradicional china, medio en ruinas, y en el centro de beijing se aventura un lujo efímero pero posible, al menos durante la beijing design week 2011. Ha sido la peculiar concept store wuhao, cuya página merece una visita pausada y cuyos productos se basan en los cinco elementos de la filosofía china (fuego, metal, agua, madera y tierra), la que ha devuelto la vida a este vetusto interior gracias a obras de arte y cuidadas piezas de diseño. Una rehabilitación ejemplar donde menos es más, y el té es un plus.

+info e imágenes via designboom