archivo

Archivo de la etiqueta: Madrid

arquitectura madura

Sin llegar a ser costumbre, en este cuaderno de ideas, llamado blog, he posteado entradas con descubrimientos de estudios emergentes, a menudo alejados geográficamente, que crecen y muestran su saber despertando interés y envidia sana a partes iguales que, no obstante, a veces se difumina o se apaga con el tiempo. Sin embargo, tomando prestadas sus palabras “sabemos que la arquitectura se hace más fácil cuando uno tiene unos años más“. Las palabras son esta vex de un arquitecto cercano, de web sin indice ni atajos, que muestra sin prisas collages, dibujos y escritos que recuerdan a Hockney, que se vuelven tectónicos o que llega a aparejar en ladrillo. Luis Martinez Santa-Maria tiene además teoría escrita (el libro de los cuartos, intersecciones, el árbol, el camino, el estanque ante la casa) y, a su manifiesto pesar, poca práctica construida, aunque entrar en alguna de sus obras no deja indiferente al ojo atento. Cada “click” sobre su nombre muestra una nueva página de su currículum dando a conocer lo que, sin estar relacionado tanto con la edad como con la experiencia y la profundidad de sus planos y montajes, me he atrevido a titular obra madura.

arquitectura madura_big

Anuncios

versos_urbanos

Si bien niegan ser los autores, Boa Mistura, junto con las redes sociales, se han convertido en los divulgadores de está acción de poética urbana que describen como “un acto de amor de artistas y poetas por nuestro querido Madrid”. Cruzar sobre una de estas letras despierta una sonrisa y las ganas de seguir buscando rimas en cada rincón de la ciudad. Pero no te vuelvas loco aquí está el mapa/poema de estos versos urbanos.

[vimeo vimeo.com/109583261]

Los misteriosos versos que han aparecido en el suelo de Madrid – vía elpaís

la catedral futumetrica

A veces unas ruinas pueden ser un excelente fondo creativo. Sobre un lienzo de abandono se presenta este documental que aborda el proceso creativo de tres artistas urbanos, spidertagec13 y el niño de las pinturas. Una oportunidad excepcional para ver el desarrollo de un arte que mantiene los seudónimos, escapa del asfalto de la ciudad, apuesta por revelarse al público, se abre un hueco en las galerías y decide saltar a las salas de proyección. Hace ya tiempo que algo se mueve en el arte urbano y esta es una muestra más de que en casa también hay una cantera activa.

[vimeo vimeo.com/74698165]

via madrid.lecool

campo baeza

Alberto Campo Baeza insiste hoy sobre los principios de Vitruvio, “utilitas, firmitas y venustas” como derivadas de su preocupación fundamental, servir. Alumno de los grandes maestros españoles y profesor de tres décadas de nuevas generaciones, relega el papel de los nuevos medios al servicio de su principal instrumento, la razón. Amante confeso de la poesía, considera la cultura única medicina para que la sociedad valore la mejor arquitectura y no sólo la más llamativa, esa que asombra con las sinrazones que a menudo producen los llamados stararchitects. Desde aquella ópera prima, la casa Turégano [pdf], afirma seguir haciendo las cosas con la mayor libertad y creyendo que sin ideas no es posible hacer ninguna arquitectura. Desde que construyera aquella casa de la que salía sol, un cubo blanco de 10x10x10, hecho de luz, hasta el más reciente de sus edificios, unas oficinas en Zamora, esta vez hechas de aire, sus palabras y actos destilan la sencillez abrumadora de quien tiene claros los principios que rigen su buen hacer y a pesar de ello sigue investigando. Puede que uno de sus mayores logros sea hacer que el efecto al que alude al hablar de sus casas, como islas, se extienda al panorama general gracias a esa poesía que conjuga la materia con el número.

Mis casas siempre ponen nerviosos a los de alrededor (Alberto Campo Baeza)

campo baeza_big

[entrevista via ElCultural] + [artículo e imágenes via metalocus]

[artículo via ElPaís] + [entrevista [via pedacicosarquitectónicos]

el vacío de oportunidad

El título de esta serie de fotografías de Pablo García es tan evidente por la realidad que nos rodea a diario que resulta sugerente pensar un punto y seguido, un futuro recorrido por el devenir de tanto cierre. Así que esta entrada se inicia con una versión ambigua pero optimista del título que enunciaba el artículo original de la revista yorokubu, donde se describe el proceso que creó este paseo fotográfico por las puertas de locales clausurados, en venta o alquiler, ejemplos singulares de la ciudad de León, pero realidades exportables a cualquier otro lugar de la geografía nacional. Y sigue, a la vista de fructíferos y emergentes ejemplos madrileños, con la esperanza de revisitar esos mismos lugares cuando los vacíos se hayan reciclado, cuando nuevas historias y emprendedores negocios emerjan bajo los rótulos desvencijados de comercios de otra época. Es necesario repensar estos vacíos en clave de oportunidad, esa misma que ha servido de inspiración para el trabajo de este atento y polifacético fotógrafo cuya web que bien merece también una visita.

el vacío de oportunidad_big

via yorokubu – el vacío que se expande

Probablemente sea difícil encontrar su nombre, y no digamos su obra, en una revista de arquitectura al uso y, sin embargo, en estos momentos, su postura puede ser un buen ejemplo para demostrar aquello que decía en esta entrevista via cyanmag hablando sobre la crisis: “Va a hacer despertar a los arquitectos para ver que hay muchas otras formas de desarrollar la profesión”. Y es que Luís Úrculo no cree en las etiquetas sino en los procesos creativos que, en su caso, desembocan en vídeos, instalaciones, obras de arte y cualquier otra construcción que, sin estar hechas con hormigón, hablan igualmente de espacios. Su ‘ensayo sobre la ruina‘, que puede verse estos días en la Galería Eva Ruiz, recorre los restos físicos de las crisis mundiales, retrata el papel de multinacionales como Ikea y ensalza las virtudes de las ruinas y los deshechos con posibilidades de reciclarse y convertirse en otra cosa. Eso mismo que nuestra disciplina debiera empezar a plantearse.

El arte urbano está tomando un protagonismo capaz de remplazar al que se exhibe en museos y galerías privadas. No quiere decir que sean lo mismo, ni un sustituto, tampoco es su condición ni aspiración, pero sin duda es un complemento necesario para que el arte llegue a todos, casi a diario y a veces de forma inconsciente e involuntaria para el visitante/peatón. La aparición de manolas y manolos inside out proyect en pleno barrio de Lavapiés un día de Rastro cualquiera es sólo una prueba local de un proyecto de escala internacional. Como igualmente global es la iniciativa de registrar en un mapa el arte urbano mundial [The Big Art Mob] pese a su itinerancia y temporalidad. Así que las galerías tampoco esperan hoy a quedarse entre cuatro paredes blancas con una dirección fija esperando a que la gente quiera entrar. La galería magdalena te asalta en la calle, sin localización fija, sin horarios ni puertas de entrada, haciendo de la participación peatonal su principal valor y sentido y dando lugar a un nuevo tipo, la galería urbana.

via siglo21