archivo

Archivo de la etiqueta: casa

espacios inquietos

No es la primera vez que PKMN en forma de referencia directa o indirecta aparecen en el blog. Esta vez han salido movidos en la foto y han colado un proyecto doméstico, de esos que siempre se quedan en el papel porque cuesta encontrar la oportunidad y el cliente que quiera pasar a la acción. Una atrevida, en este caso, ha creído eso de que los espacios pueden multiplicarse, las casas moverse y que los arquitectos, en realidad, “sólo” creamos situaciones. Por eso este pequeño homenaje a esta “all-i-own-house“, una casa llena de espacios inquietos.

via afasiarq

Anuncios

Acogida, amparo, asilo, cobijo, protección, abrigo, albergue, guarida… Estos son sólo algunos sinónimos de la palabra refugio. Principios básicos y abstractos de lo que en definitiva es una casa. Sin embargo, a fuerza de reconocerla como algo material y formal somos a menudo incapaces de reconocer su sentido más básico. El proyecto de esta Basic House, del diseñador vasco Martín Azúa, fue creada para el MoMA, como un volumen básico, inflable y reversible. La mínima expresión de una casa que desafía los convencionalismos y, hoy en día, resulta irremediablemente irónico, al reconocerlo como una casa, dorada, reducida a un objeto de consumo que cabe en un bolsillo.

via floresenelático_tumblr

Después de haber utilizado su apellido para otra entrada, ahora que aparecen imágenes de su casa y oficina, y cuando el centro george pompidou permite escuchar la conferencia que impartió hace unos meses en París; es apropiado titular estas líneas con su nombre. Tras visitar una obra suya, después de estudiar los planos e imágenes de su casa-estudio, via archisquare, y cuando confiesa lo evidente, la pasión con la que allí trabaja, la imagen de arquitecto ermitaño se desvanece para dejar paso a un maestro de la arquitectura sin tiempo, sin prisa, de sonrisa precisa y explicaciones sencillas. Las páginas de sus atmósferas y de ese pensar la arquitectura, ya daban pistas sobre la profundidad de su obra. Sirva de ejemplo su pabellón de la Serpentine Gallery, aunque geográficamente eventual, la pausa de sus negros muros sobre el paisaje de Hyde Park, la oscuridad intermedia impregnada arpillera y betún, y la contemplación de un huerto cerrado de cuento, resultan espacios permanentes, no tanto para la retina como para la memoria.

[dailymotion id=xiwj5w]

via archdaily + imágenes via subtilitas

Yukiko Nadamoto es un uno más de los arquitectos japoneses que surgen por doquier con modestos trabajos, pequeños en tamaño pero grandes de espíritu. Llenos de interés en el detalle, en la atención por la escala doméstica, haciendo del encargo familiar un proyecto a gran escala. Algo que puede verse en su proyecto roji donde un pasillo se convierte en una calle o en esta florístería que quiere ser un espacio verde. Grandes cosas pequeñas.

via dezeen

Con maestros como Jean Nouvel o Dominique Perrault y estudios consagrados como lacaton & vassal, entre los que ahora mismo me vienen a la memoria, resultaba extraño que la arquitectura francesa contemporánea no fuera capaz de escapar de aquellos espacios beauxartianos, excesivamente pictóricos. Por suerte una nueva generación de arquitectos, tomando buena nota de sus propios referentes, empiezan a exportar obras e ideas para hacerse un hueco en el panorama actual.

Entre alguna de estas alternativas francesas se pueden encontrar pequeñas obras como esta maison L de pottgiesser architectures possibles, con reminiscencias de Siza; proyectos de concursos como el de franklin azzi architecture para el alstom halles de nantes; o nuevos desarrollos de viviendas como el que presenta LAN Architecture en este vídeo.

via designboomafasia

Gracias al blog, Spoon & Tamago, que se subtitula; arte, en algún lugar entre Tokyo y Nueva York, se han conocido las dos primeras obras de Takagi Yoshichika + Sekkei-sha. La segunda, con estos cubos impolutos y amontonados en un vacío urbano, rodeado de asfalto y coches, parecen poder aislarse en un acogedor interior, blanco, claro, que acertadamente se adorna con esas maderas pálidas, desnudas, en un interior más rico de los esperado. Blanco por fuera pero complejo por dentro.