archivo

Archivo de la etiqueta: peter zumthor

edificarloconstruido

fotografía de Chema Madoz

La primera idea de esta entrada fue dejarla en blanco para escuchar mejor los silencios de Peter Zumthor, sin embargo, en el transcurso de tiempo que me ha llevado escuchar sus respuestas íntimas y serenas en Lousianna Channel, han aparecido otros “objets trouvés” cuya combinación expongo como una reflexión encontrada.

En el número 19 de pinupmagazine.org la entrevista a otro de los pesos pesados de la escena arquitectónica, aunque más ligera, dejaba entre líneas una carga de profundidad .

“Un arquitecto se basa primero y ante todo en la cultura general… Debe tener los medios para construir su propio conocimiento” Jean Nouvel

Peter Zumthor confiesa también tener un abanico de intereses diversos y múltiples inquietudes que le facilitan entender los lugares y los espacios que propone en cada situación. Es su conocimiento previo pues el que le ayuda en esa labor creativa que dice estar a medio camino entre el arte y el oficio.

Escuchaba a Andrés Trapiello en una conferencia reciente sobre el Rastro de Madrid en la Fundación March: “al Rastro no vamos a buscar, vamos a reconocer. Todo aquello que no llevemos encontrado previamente ya de casa, no lo vamos a encontrar”. En una concatenación de citas, el escritor leonés recita a Walter Benjamin en su texto “El regreso del flaneûr” parafraseando:

“Sólo vemos lo que nos mira.” Franz Hessel

Me atrevo pues a profundizar en otra cita, esta vez de Pablo Picasso, “los grandes artistas copian, los genios roban”. Entiéndase pues que robar, alejado del hecho delictivo, supone llevarse algo consigo para hacerlo nuestro. Ese “robar” continuo de aquí y de allí, de perspectivas e intereses propios y ajenos, es lo que, en conjunto, edifica nuestro propio conocimiento para, luego, construir los espacios que en un momento de la historia deben responder a un lugar determinado y servir a la sociedad en la que nos encontramos.

[vimeo vimeo.com/147308260]

Anuncios

arquitectura sin formas

Hay arquitectos que trascienden las formas. La conferencia de aceptación de la Royal Gold Medal 2013 de Peter Zumthor en el RIBA recuerda a aquellas atmósferas arquitectónicas, de soslayo, y con  Renzo Piano de apuntador, susurra la búsqueda involuntaria de la belleza y, por último, admite el fundamento de su método, no abordar la forma. Reutilizando una presentación entre filósofos, por lo tanto sin proyectos, con un puñado de enunciados e imágenes referentes, se detiene en el concepto de presente, haciendo suyas las palabras del filósofo postmoderno Jean-François Lyotard, para tratar de enmarcarse en la construcción de ese fragmento, instante o momento en el continuo desarrollo de la historia que todavía no significa nada. Tras ese objetivo reseña una novela basada en el mero paisaje, sin acciones. Ejemplifica el querer ser, sin significar; el valor de hacer lo típico para que sea especial, sin querer ser pretencioso. De una revisión crítica del lema moderno, la forma sigue cualquier cosa, fundamenta el cuerpo de su arquitectura, olvidándose de aquella. Admite este principio como el ser de su método, no tratar las formas, sino las otras cosas… Incluso las emociones. Con un ejercicio de escuela reproduce esa búsqueda por recrear las experiencias memorables, las impresiones imborrables o las sensaciones perennes, sin plantas, secciones, ni planos. A través de materiales y detalles que construyen esos paisajes de novela, cuyas páginas no contienen acciones pero entre las que algunos llegan a percibir olores.

via dezain + extra tumblr no oficial – ZTH

Lejos de las recientes polémicas que rodean al activista chino Ai Weiwei, sus colaboraciones artísticas en el mundo de la arquitectura, han ido más allá de la conocida colaboración con herzog & de meuron para hacer el Estadio Olimpico de Beijing o su instalación en el Pabellón de Mies van der Rohe. Su convencimiento de que China necesita abrirse más al mundo le llevó a lanzar la iniciativa Ordos 100 invitando a un centenar de estudios emergentes a realizar una pequeña residencia en esta región oriental. Esas y otras colaboraciones con la disciplina se exponen en un marco privilegiado como el kunsthaus de Bregenz realizado por Peter Zumthor. Se puede ver un avance de lo que se muestra en las salas de diseño suizo en este vídeo que presenta el comisario de la exposición ai weiwei|art|architecture.

 

Después de haber utilizado su apellido para otra entrada, ahora que aparecen imágenes de su casa y oficina, y cuando el centro george pompidou permite escuchar la conferencia que impartió hace unos meses en París; es apropiado titular estas líneas con su nombre. Tras visitar una obra suya, después de estudiar los planos e imágenes de su casa-estudio, via archisquare, y cuando confiesa lo evidente, la pasión con la que allí trabaja, la imagen de arquitecto ermitaño se desvanece para dejar paso a un maestro de la arquitectura sin tiempo, sin prisa, de sonrisa precisa y explicaciones sencillas. Las páginas de sus atmósferas y de ese pensar la arquitectura, ya daban pistas sobre la profundidad de su obra. Sirva de ejemplo su pabellón de la Serpentine Gallery, aunque geográficamente eventual, la pausa de sus negros muros sobre el paisaje de Hyde Park, la oscuridad intermedia impregnada arpillera y betún, y la contemplación de un huerto cerrado de cuento, resultan espacios permanentes, no tanto para la retina como para la memoria.

[dailymotion id=xiwj5w]

via archdaily + imágenes via subtilitas

Si en su momento menté a las musas que acompañan a los arquitectos, colaborando en la sombra, para hacer que lo complejo parezca simple, hoy es el turno de los jardineros. Una profesión que se toma muy en serio alguien como Piet Oudolf, el hombre detrás de la vegetación que crece entre las vías del High Line de Nueva York y quien ha elegido con cuidado las flores del Pabellón de la Serpentine Gallery de Peter Zumthor. Una vez más se demuestra que la arquitectura, compleja disciplina, se vuelve sencilla cuando se colabora con expertos que se coordinan bajo la atenta mirada del que, sin ser experto, sabe un poco de muchas cosas. Se puede leer un interesante artículo sobre este personaje y los comentarios de su huerto cerrado en esta entrevista via archinect donde expresaba:

Quiero que los visitantes vean la arquitectura como simple y las plantas como complejas. Mirar las plantas trae otro tipo de pensamiento, conectado con el espacio interior. Eso es para lo que es un hortus conclusus. Es simple, de un modo complejo.

Hoy se abre al público la última propuesta para el pabellón de la Serpentine Gallery que cada año por estas fechas aterriza en Hyde Park bajo una perspectiva arquitectónica distinta, según el arquitecto “estrella” invitado. Si la propuesta del 2009 entendió el proyecto fundiéndose con el lugar y la del 2010 tiño de rojo la visita, la idea del arquitecto Peter Zumthor es la de una pieza que puede colocarse en cualquier entorno. Así, esta arquitectura oscura, casi negra, que responde al concepto de hortus conclusus enmarcará otro jardín, otra vegetación, otra situación y otro cielo, cuando se venda y traslade al final del verano lejos de este parque de Londres. Aquí tienes la explicación de su autor, apasionado de la profesión, y de significativo apellido. +imágenes via plataformaarquitectura

***UPDATED*** memoria del proyecto via skfandra

“Pienso que la probabilidad de encontrar la belleza es mayor si no la trabajas directamente” (Peter Zumthor)

Entender una figura de la talla de Peter Zumthor requiere tiempo y sensibilidad. Dedicación hacia una figura reservada, a contracorriente, que se limita a buscar el sentido práctico de una profesión que entiende y trabaja con oficio. Un retrato elaborado y realista que Michael Kimmelman ha perfilado a través de este extenso artículo del NYTimes, The Ascension of Peter Zumthor. Una revelación sobre el buen hacer de quien persigue la belleza usando la arquitectura.

“La belleza en arquitectura está guiada por un sentido práctico. Esto se aprende estudiando los paisajes de los antiguos poblados de granjeros suizos. Si haces lo que debes, entonces al final hay algo, que quizás no puedas explicar, pero que si eres afortunado, tiene que ver con la vida” (Peter Zumthor)

foto de portada por Kathleen Cheong