arquitectura decorosa

Internacionalmente reconocida, la figura de Rafael Moneo despierta un respeto que no acompaña un seguimiento mediático de su obra. Puede que ocurra, como él mismo afirma, por sentirse sólo dentro de esa “visión de los edificios solo con contenido icónico que ha estado tan presente en la segunda mitad de los noventa y la primera de los 2000”. Y es que esa arquitectura decorosa como él mismo la define en su entrevista con Anantxu Zabalbeascoa via elpaís, nunca ha intentado llamar la atención sino que inteligentemente ha entendido la relevancia relativa que tiene una obra afectada por una multitud de factores ajenos a la mano del arquitecto y, principalmente siendo muy consciente de esa “importancia que tiene el leer el continuo de la ciudad, entender la ciudad como algo que inevitablemente tiene que ver con cómo se han movido las cartas en el pasado predisponiendo un cierto futuro”. Cuidadas palabras las de este maestro español capaz de construir clásicos imperceptibles, de intentar evitar las obras prescindibles y de escapar a esa omnipotencia que tanto abunda hoy. Estas opiniones de Moneo merecen la pena ser releídas para entender todo lo que sus obras contienen y no somos capaces de valorar.

Antonio López dice una cosa iluminadora: dice que Velázquez no tiene una sola obra prescindible. Hay tan pocos artistas así… (Rafael Moneo)

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: