archivo

Archivo de la etiqueta: swissmiss

likeknowskike

No he sido capaz de encontrar una traducción válida para el título de esta web [likeknowslike] y resulta difícil justificar el valor de la vida privada de fotógrafos, ilustradores, diseñadores, emprendedores, bloggers y contadores de historias, entre otros, cuando, a veces, sólo conocemos su obra y con eso basta. Sin embargo, sus vidas son también capaces de despertar ideas, motivaciones, inspiraciones o documentales como los que presenta esta página. Primero caí en el de Brandon Doman y ahora en este de Helena Price, en ambos casos no conocía sus obras pero, siendo esta entrada una humilde prueba, parece claro que sus historias son capaces de crear otras historias.

vía swissmiss

 

Anuncios

Por un momento pensaba que ya había escrito algo sobre Andrew Zuckerman, un personaje que descubrí en otra de las charlas de CreativeMornings. Sin embargo, no aparecía nada hasta ahora en el blog sobre un fotógrafo que pareció descubrir algo que últimamente ha ganado valor, la vejez. Más particularmente, la sabiduría y el conocimiento de aquellos que han llegado hasta ciertas edades y tienen mucho que decir todavía, y mucho de lo que aprender. El libro, Wisdom: The Greatest Gift One Generation Can Give to Another, retrata 50 grandes pensadores y emprendedores de nuestro tiempo – escritores, artistas, filósofos, políticos, diseñadores, activistas, músicos, religiosos y líderes políticos- todos ellos mayores de 65, que responden a siete preguntas llenando páginas de un torrente de inteligencia, inspiración y experiencia inestimables . Opiniones valiosas entre las que destaco esta que he ha despertado la búsqueda, encontrada via swissmiss:

No paras de hacer cosas porque te haces viejo. Te haces viejo porque dejas de hacer cosas (Rosamunde Pilcher, escritora)

+info via brainpickings

En una de las mejores charlas que he visto en CreativeMornings,  Sharon Ann Lee nos da una lección sobre el éxito. No es una receta general, sino una forma de encontrar nuestro propio éxito, el concepto de lo que eso significa para nosotros más allá de lo que la sociedad, tu familia o la revista Time o Forbes opine. Desde su experiencia personal, haciendo hincapié en el mundo creativo, esta visión del mundo no descuida la parte poética (los sueños, las ideas y las utopías), pero incide enormemente en la repercusión pragmática que tiene plantear también nuestro modelo de negocio. Diseña tu propio éxito a partir de estas sencillas claves.

1  Escribe tu visión poética

2 Conoce tus propios números

3 Vive en la zona de poder

via swissmiss

En el enlace lo calificaban como “típicamente neoyorkino” y, aunque seguramente la iniciativa se extienda por otras ciudades, es cierto que la respuesta extrovertida y espontánea tiene mucho que ver con el espíritu de esta ciudad. El vídeo consigue sacarte una sonrisa no tanto por la instalación en sí, sino por cómo la gente la hace suya. +info, imágenes y vídeos via improveeverywhere.com (Una web llena de flashmobs realmente frescos y divertidos)

via swissmiss

Lugares idílicos o comunes, anecdóticos o familiares, si quieres viajar de una forma distinta la próxima vez y casi sentirte “como en casa”, Airbnb te permite dormir una noche en cualquiera de estos destinos sobre una cama hinchable y con desayuno incluido. El mundo a tu alcance gracias a unas ideas que alguien anotó en una libreta. Emprender algo, las ideas que anotas en tu moleskine, mucho trabajo y un buen feedback pueden llevarte a crear una empresa internacional. Si todavía te cuesta creerlo, o necesitas un empujón para que lo que tienes anotado en unas hojas perdidas se haga realidad, escucha a Joe Gebbia, uno de los fundadores, en esta PSFK Conference.

[vimeo vimeo.com/23275754]

via swissmiss

Según el artículo de fastcompany, firmado por benchestnut, estas son cinco reglas capaces de potenciar una cultura creativa en el ámbito de la empresa.

1 Evita las reglas. Evita el orden. No sólo adopta el caos, crea un poco. El cambio constante, de arriba a abajo, mantiene a la gente ágil y flexible (y muestra que tú quieres un cambio constante).

2 Date a ti y a tu equipo el permiso para ser creativo. Permiso para intentar algo nuevo, permiso para equivocarte, permiso para avergonzarte, permiso para tener ideas locas.

3 Contrata gente rara. No sólo gente tatuada o con piercings en lugares extraños, sino gente de fuera de la industria que tendrán un acercamiento diferente del que tenéis tú mismo y tus competidores.

4 Las reuniones son necesariamente funestas, pero puedes evitar la sala de reuniones y encontrarte con la gente en el hall, en la máquina de café o en sus propios escritorios. Haz que las reuniones sean menos sobre delegar y organizar, y más un cruce-polinización de ideas (especialmente con ideas extrañas). Esto es mucho más duro que enfocar reuniones top-down. Pero es tu trabajo – lidia con él.

5 Estructura tu compañía para que sea flexible. La creatividad es a menudo espontánea, así que toda la compañía necesita ser capaz de pivotar rápidamente y rotar sobre sí misma.

via swissmiss

Hace casi dos años que descubrí las Do Lectures (charlas que inspiran acción) y exhorté un inspírate. Gracias a swissmiss he desempolvado el enlace y he descubierto a Ben Hammersley. Un personaje polifacético e inquieto, pionero en tecnologías de Internet, estratega y periodista, además de editor de Wired y entre las 100 personas más influyentes según la propia revista, y alguien que apuesta por una sonrisa como mejor solución para salir de una situación tensa. Bajo el título “optimizarse a uno mismo” descubre qué hacer con el gran número de datos que tenemos al alcance hoy en día y cómo aproximarse a esta ingente cantidad de información a la hora de hacer algo productivo con ella. Media hora de diversión e inspiración a partes iguales que dan otra perspectiva más allá de los datos.

[blip.tv http://blip.tv/play/AYHztyMC%5D