domesticar la luz

instersticios de luz

Estos días puede verse en la fundación ICO la exposición “Un zodiaco” que ofrece un recorrido a través de la obra de uno de esos maestros discretos (y entiéndase aquí la discreción como un valor positivo ante tanta figura mediática) que acaba de recibir el Premio Nacional de Arquitectura Española. Juan Navarro Baldeweg es un hombre multidisciplinar que se mueve entre arte y arquitectura salpicando de pinceladas los edificios y de espacios los cuadros. Atención especial me merecen sus líneas quebradas, que dibuja a una distancia en la que parecen querer encontrarse pero que en su desencuentro se despliegan espacios intersticiales apareciendo relaciones sutiles entre el interior y el exterior, multiplicándose las relaciones visuales y generando unos lugares en los que se mira de soslayo. Estos juegos se convierten en los protagonistas de sus proyectos cuando se trasparentan en las fachadas, cuando se esconden en un patio interior o cuando asoman por la quinta fachada. Lejos de un estilo formal son la composición, la geometría y el ritmo los recursos capaces de bosquejar aquellos trazos sueltos o de proponer series ortogonales de lucernarios que buscan la luz fabril en museos, teatros o bibliotecas y que se expresan al exterior con la rotundidad de quien pretende con un detalle ordenar el paisaje. Es en resumen un excelente muestrario de las mil y una formas en que un arquitecto trata de domesticar la luz.

instersticios de luz_big

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: