fotografiar el tiempo

fotografiar el tiempo

Hace tanto tiempo que he guardado esta reflexión en la recámara que la exposición sobre William Christenberry en la Fundación Mapfre ya no está. Puede que esta sea la mejor metáfora para describir una obra a base de instantáneas que se repiten en el tiempo hasta ver desaparecer su objetivo con el paso de aquel. Este paciente estadounidense captura periódicamente desde los años sesenta siluetas prototípicas llenas de texturas desvencijadas que se recortan sobre el paisaje como los carteles publicitarios se estampan en sus paredes de metal o madera. La observación lineal de como estas arquitecturas de colores planos y tectónicas casi obscenas, que obvian cualquier entorno, se ven mutiladas, ocupadas, abandonadas o incluso destruidas en cada retorno estival, constituye una dilatada reflexión sobre lo efímero, la permanencia de un recuerdo, la identidad de un lugar, la simbología de un mensaje, la generación de la forma, la adaptación de un espacio, la mutación de un lugar o esa belleza por el tiempo en el sur de Estados Unidos con la que titula  El Cultural la obra de William Christenberry.

fotografiar el tiempo_big

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: