una revolución modesta

larevolucionmodesta

Con un anhelo cercano al que expresaba Campo Baeza, Shigeru Ban también desea ser útil. Su aparición en el blog había sido, hasta ahora, puramente testimonial gracias a su edificio más flamante, el Centro Pompidou de Metz. Sin embargo, cruzarme con su edificio de oficinas para Tamedia en Zurich devolvió la mirada sobre su trabajo y, casi inevitablemente, sobre sus obras más modestas como la “casa desnuda” (naked house) o sus sistemas de construcción con cartón o papel, que le han hecho mundialmente reconocido. En una reciente entrevista a su paso por Madrid (via ElPaís), apuesta desde las primeras líneas por la diversos de movimientos arquitectónicos, alabando a alguno de sus maestros como Isozaki, sobre el que comenta: “busca empleados que piensen lo contrario que él. No le interesa que le sigan ciegamente.” Shigeru Ban prefiere los valores, “la modestia. La comple­­jidad que se necesita para hacer las cosas sencillas.” Aunque nadie se libra de acercarse “al poder y al dinero”, entes invisibles que según él, “necesitan que la arquitectura los haga visibles”, aunque esa misma conexión con el capital también le lleve a admitir que la arquitectura (sea o no de cartón) “siempre será temporal”. Pero privilegiados al margen, cree fielmente que “los arquitectos tenemos un conocimiento que puede ser útil a mucha más gente”. Mientras que otros arquitectos han avanzado revisando tipologías, estilos, movimientos o elementos, él ha dado otro sentido a ciertos materiales, no sólo en su inicial sentido constructivo sino definitivamente en su destino social. No cobra por estos trabajos, trabaja mucho, tiene poco tiempo, vive de alquiler, no tiene hijos, pero hace lo que quiere. Le merecen respeto arquitectos como Alvar Aalto, Louis Kahn o Mies van der Rohe, quienes “diseñaron casas hasta el final”. Entretenido como está en esta labor concluye,  “me gustan los arquitectos que buscan retos y no los que sólo se preocupan de mantener su statu quo”. Puede que a primera vista sea sólo, ese arquitecto de los tubos de cartón, pero esa sola afirmación contiene material suficiente para levantar los pilares de una revolución modesta, pero fundamental y necesaria.

larevolucionmodesta_big

via ElPaís – Shigeru Ban: “Los arquitectos podemos ser útiles a mucha gente, no solo a los ricos” 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: