arquitectura y resistencia

resistirRecientemente discutía sobre esos arquitectos que se encuentran en los márgenes, que no aparecen en los libros de historia o que, malentendidos, se han quedado en el anecdotario, cuando, más bien al contrario, su situación marginal los hace más necesarios para contrapesar la mayoría que se repite como una matraca profética. Entre esas figuras, aunque para algunos sea una figura, mentor o incluso compañero, como confesaba Steven Holl en la conferencia que me condujo a este texto, se encuentra Lebbeus Woods. La complejidad, utopía y rareza de sus dibujos, maquetas y proyectos, que actualmente se exponen en el SFMoMA, deben despertar al menos cierta curiosidad, pero han sido sus palabras, la visión constructiva de la resistencia la que ha incitado estas líneas y la revisión de un texto del que Sandford Kwinter y el propio Steven Holl leían algunas líneas como homenaje de despedida tras su fallecimiento el pasado año.

(…)  Se debe crear una idea independiente de la arquitectura y el mundo. (…) Se necesita tiempo y una enorme cantidad de prueba y error. Esto es sólo así, porque las cosas de las que te resistes no vienen de ninguna parte. (…)

La palabra resistencia es interesantemente equívoca. No es sinónimo con palabras de negación definitiva como “despedir” o “rechazar”. Por el contrario, implica una lucha medida que es más táctica que estratégica. (…)

Se buscan los principios, pero es mejor si somos capaces de controlarlos a ellos, no al revés. Los principios pueden convertirse en tiranos, la ejecución respecto a nuestra capacidad de aprender. Cuando lo hacen, ellos también, deben resistir.

  • Resiste a lo que parece inevitable.
  • Resiste a la idea de que la arquitectura es un edificio.
  • Resiste a la idea de que necesitas un cliente para hacer arquitectura.
  • Resiste a la tentación de hablar rápido.
  • Resiste a la idea de que el dibujo a mano es cosa del pasado.
  • Resiste a la creencia de que hay una respuesta para cada pregunta.
  • Resiste a la creencia de que el resultado es lo más importante.
  • Resiste a la demanda que tú pruebas tus ideas construyendo edificios.
  • Resiste a las personas que están satisfechas.
  • Resiste a la creencia de que no puede haber arquitectura sin arquitectos.
  • Resiste a aceptar tu destino.
  • Resiste a la gente que te dice qué resistir.
  • Resiste a escribir lo que a ellos les gustaría que tú escribieras.

texto completo  ESP – ciudadsistema.wordpress.com  ENG – lebbeuswoods.wordpress.com

[vimeo vimeo.com/58828637]

via archdaily

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: