auditoría creativa

Hace unas semanas que TVE emite y permite ver a la carta “El catálogo de El Bulli”, un documental producido por el prestigioso restaurante para contar su historia y el porqué de lo que ha llegado a ser, y será. No sólo es un conjunto de historias interesantes en sí mismas, sino que está lleno de lecciones extrapolables a otras disciplinas ligadas a la creatividad. Según palabras del propio Ferran Adrià en una ponencia del Día C, “Yo no me dedico a la cocina, me dedico a la creatividad “. Dentro del conjunto de sorpresas e ideas que esconde este catálogo visual, uno en particular resulta especialmente práctico y atractivo a la vez. Una auditoría creativa es un concepto empresarial en el que se sustituye el balance meramente económico por un balance y análisis crítico sobre la creatividad desplegada en una empresa. Un conjunto de preguntas recopiladas ayudan a entender mejor este concepto que parece sorprender incluso a las grandes multinacionales, y al que deberíamos prestar más atención a juzgar por los resultados.

Gracias a ellas hemos dado saltos cualitativos impresionantes. Durante un periodo de descanso en 2003 conocimos la cultura culinaria japonesa. Algo que ha sido vital para nosotros. Nos permite crear el caos continuo. Durante el periodo de reflexión y replanteamiento cambiamos hasta el lápiz para escribir. Es muy importante desconectar (Ferran Adrià)

 ¿Cuál es el estado actual de creatividad?¿dónde soy creativo y dónde no?¿qué tiene que ocurrir para que emerja más creatividad? Estas podrían ser preguntas básicas para una auditoría de creatividad. Veamos ahora a qué diferentes niveles es posible ser más creativo: 

– A nivel de qué hacemos en nuestro día a día, ¿sólo existe una manera de hacer las cosas? ¿puede haber diferentes maneras de hacerlo?¿es ésta la manera más creativa?¿cuál es la menos creativa?¿qué más posibilidades hay? 

– A nivel de cómo hacemos. Es decir, ¿cómo gestionamos una tarea? ¿cómo organizamos nuestra agenda de trabajo?, por ejemplo. ¿Teniendo un criterio de tiempo que voy a dedicar a cada tarea, lugares a los que tengo que ir, empiezo por tareas más importantes y dejo las menos para el final?¿cómo gestiono mis emociones y mis pensamientos a lo largo del día? ¿puedo ser más creativo ahí?¿qué más posibilidades hay?

– A nivel de por qué, ¿por qué lo hago de esta manera?¿qué significado tiene eso para mi?¿qué más significados pueden ocurrir?¿por qué ocurren las cosas de esta manera?¿de quién o de qué puedo aprender más?

– A nivel de qué ocurre ahora de manera diferente, ¿es suficiente los cambios introducidos en creatividad?¿qué creatividad mantengo activo a lo largo del día y a qué nivel?

via yorokubu + desarrollandopersonas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: