modo versus moda

En una de esas charlas de harvard que presentaba tiempo atrás, Jacques Herzog manifestaba, previa defensa de su propuesta, el desacuerdo con la idea ganadora de un concurso para el Guggenheim de Guadalajara. El artículo de HIC*, Herzog & de Meuron | Museo en Guadalajara. Mexico, no sólo explica el desenlace post-concurso, sino que arroja una reflexión breve pero dos veces buena. Escribe Álvaro Gutierrez, más allá de las formas del futuro edificio, sobre un posible origen literario en el diseño de los suizos: el manifiesto de Ludwig Mies van der RoheMuseum for a small city. Casi al final del texto, reivindica la vigencia de la forma arquitectónica moderna, entendiendo la palabra forma como “modo de hacer” independientemente de la figura que se elija para delimitar el espacio proyectado. Modo versus Moda. Y apostilla el ensayo con estas inteligentes líneas que Josep Quetglas escribe en su libro El horror cristalizado (Actar 2001):

 Nadie puede imaginar lo moderno. ¿Con qué lo pensaría, sino con conceptos del pasado? ¿Con qué lo imaginaría sino con  imágenes ya vividas? Hay, incluso una contradicción esencial entre los términos “proyecto” y “moderno”. Pro-yectar: lanzar hacia adelante, pro-poner. Idéntico sentido se recoge en el término alemán: Ent-wurf, ent-werfen: sacar, arrojar. Porque, para lanzar algo hacia adelante, lanzador y proyectil tienen que estar atrás. Todo proyecto viene de atrás, sale del fondo, es un emisario del pasado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: