sensibilidad natural

La atracción por la cultura oriental, por su arquitectura, el diseño, el dibujo, la literatura… Se hace difícil explicar en términos generales cuando en realidad sólo aparece en el detalle. El dibujo, las líneas, los materiales, la transparencia o la blancura, arman un conjunto de cuestiones sensibles que escapan a la visión occidental. Sirva como ejemplo el caso de Norihiko Terayama y su studio note. Su trabajo, que algunos denominan como “esotérico”, esta lleno de esos pequeños gestos, típicamente japoneses pero difícilmente occidentales. Una regla que se mide con flores pude verse inútil e imprecisa, del mismo modo que un jarrón donde el agua sólo recoge las hojas marchitas y no mantiene vivas las flores. Pero la perspectiva es otra, una apreciación que escapa de la mera utilidad y el pragmatismo. Entender la medida imperfecta o la belleza de lo marchito, pueden ayudar a encontrar el origen y valor de estas obras, su sensibilidad natural.

via spoon-tamago

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: