un descansito

Resulta interesante descubrir que un hábito que cualquier jefe de producción me hubiera prohibido resulte ser el más eficiente para mi cerebro y, de hecho,  para producir. El típico descansito para tomar un café, un sorbo de agua o una bocanada de aire fresco, ayuda a concentrarse y a ser más eficiente. Puede que dicho así, cunda el escepticismo pero, en realidad, la técnica que contempla estas pausas es todo un éxito. La llamada técnica pomodoro resulta ser un modo eficaz de gestionar las tareas, el tiempo y nuestra concentración gracias al tradicional temporizador de cocina con forma de tomate. Decide una tarea, concéntrate 25 minutos (gracias a un temporizador o a alguna aplicación para el móvil o el ordenador) y despéjate durante otros cinco. Aprovecha el descansito y atiende a cómo y porqué funciona este método.

+info en the pomodoro technique

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: