el precio del pan

Qué mejor título para hablar del momento que vive la arquitectura, más aún cuando el premio de arquía próxima ha recaído en un proyecto del estudio La Panadería. Parece que durante la entrega surgieron las preocupaciones y comentarios sobre el panorama actual que Anatxu Zabalbeascoa resume en su entrada [hablan los próximos arquitectos]. Ahí queda reflejado el espíritu, y despiste, con el que nos enfrentamos al futuro. Simplemente haré eco del aumento en la exigencia disciplinar que propone Santiago Cirugeda, de la apertura a la sociedad que reclama Francisco Cifuentes, pero sobretodo me parece acertado en el contexto, global y particular, el comentario de Lacaton y Vassal:

Nuestros edificios serán muy baratos, pero nuestros honorarios no lo serán

Cuando los propios miembros de este despacho de pan que hornea espacios crujientes, confiesan en el artículo de elpaís [arquitectos con nuevas respuestas]: “Hemos estado haciendo arquitectura para nosotros mismos y para los medios”. Su propuesta: trabajar menos en la “arquitectura de los domingos” y un poco más en la “arquitectura de diario”; dicen mucho sobre un modo de operar: oficio de panadero arquitecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: