natural artificio

En estos días calurosos de agosto cualquier brisa se agradece, pero ésta es capaz de hacer vibrar desde la fachada hasta el espacio interior del edificio y todo gracias a Ned Kahn y sus investigaciones sobre distintas materias como el agua, el fuego o, en este caso, el viento. Sus instalaciones hacen visibles los comportamientos de aquellos sobre edificios que adquieren vida de forma autónoma. Puede parecer meramente estético pero la sensación que genera ese interior vibrante recuerda a las sombras inquietas de las copas de los árboles. Un artificio natural que funciona “solo”.

via plataformaarquitectura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: