cocina de arquitecto

En un momento en que se publica cada pequeño detalle, obra o comentario de, prácticamente, cualquier arquitecto, no sorprende descubrir que un proyecto se extienda como la pólvora y acto seguido se consuma a la misma velocidad. Por suerte, al tiempo que parte de la sociedad devora fast food, otra parte se puede permitir saborear un plato casero con un toque de autor. Las obras de Antón García-Abril & Ensamble Studio no es la primera vez que fluyen por la red, y repite ahora ese camino prendido con su último hallazgo, la trufa. Comparte con su homónimo comestible algo más que el nombre; aquélla, como la gastronómica, es un producto costoso de encontrar, que requiere una búsqueda premeditada, en este caso hacia esa materia inorgánica que subtitula su web. Es además un ingrediente que necesita tacto en su elaboración si se quiere presentar un discurso con valor apreciable en el fino paladar más que en el bocado rápido. Por eso me detengo un momento para apreciar los matices de este nuevo plato de artificiosa naturalidad, contenido en escala, elaborado sin detalle aparente y con todas las notas de un proyecto-manifiesto. Cocina de autor arquitecto.

fotos y memoria via archdaily

1 comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: