espaiñ

[España (aún) es diferente], por suerte, añadiría. Ese es el título del reportaje de elpaís sobre la obra del fotógrafo jordi bernardó quien acaba de publicar su libro welcome to espaiñ con Actar. Según él mismo, su obra necesita de “una mirada lenta que permita al espectador fijarse en el absurdo“. Una frase que sin duda puede extenderse a muchas de las cuestiones que nos rodean. Nuestro entorno, no sólo el nacional, está lleno de absurdos camuflados tras la veloz rutina. La globalización parece tener sus inevitables excepciones, y los aspectos generales que nos rodean parecen pertenecer más a esos absurdos que a las anécdotas que nos hacen diferentes. Aprovecho para rescatar de la memoria algo que decía rem koolhaas en otro artículo, aquel en el que evidenciaba otro absurdo al afirmar que [vivimos un urbanismo loco], “Creo, sencillamente, que en España tienen una manera muy local de hacer las cosas y saben muy bien lo que necesitan. No les hacen falta las intervenciones extranjeras

Hay que saber ver y valorar el entorno cercano, salir fuera hasta tener una panorámica lejana y volver cerca para actuar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: