la arquitectura del vino

enclaudevi

Puede que haya alguien que considere el “saber de vinos” un cierto sibaritismo, pero el vino es un producto que he olido desde niño, y no me refiero a meter la nariz en la copa, sino al olor que en estas épocas empezaba a fraguarse en las bodegas que había de camino a casa. Todavía recuerdo ver como algunos compañeros se colgaban de los tractores llenos de racimos para pescar una merienda a base de granos amoratados. Puede que por culpa de estas historias juveniles esté a estas alturas interesando por este líquido elemento. Hace no mucho que descubría el valor que tiene para mi el vino, el de compartirlo con alguien. Igual que una buena comida o un café, el vino es eminentemente algo para compartir. Hay quien al venir de fuera valora nuestro “tapeo” como una forma de comer hecha para los amigos, la confianza y la complicidad de picar del mismo plato y de manejarse dentro de una mesa como si anduviésemos por casa. Si quieres saber algo más de vinos puedes engancharte a un excelente programa del tv3 [en clau de vi] donde alrededor de un caldo, se aprende y se comparten entrevistas y conocimientos. Gracias a él aprendí que la copa importa, que su forma es algo esencial en el hecho de disfrutar de un vino. Incluso del vidrio en el que se vierte, que es mejor si tiene plomo, ya que se huele y se saborea de forma distinta. Algo tiene que ver eso con la arquitectura, el espacio y la forma en relación a la copa y el vino, otra forma de entender la arquitectura del vino.

enclaudevi_big

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: