querer es poder

espacio industrial

En algún momento las fábricas revolucionaron el mundo de la arquitectura y fueron los templos de la nueva sociedad industrial [véase Peter Behrens y su fábrica para AEG]. Con el paso del tiempo, para variar, dimos un paso tras otro, hacia atrás, dejando que los templos se convirtiesen en cajas cerradas de un hormigón tan gris como su propio diseño.

espacio industrial_

Sin llegar a los extremos de hacer de las fábricas un icono, sólo al alcance de unos pocos como [Herzog & de Meuron y su fábrica Ricola] los hay que en un mundo de situaciones dadas, constructoras pre-contratadas y programas cerrados, son capaces de abrir un pequeño hueco por donde entre una luz teñida y una brizna de color a la anodina arquitectura industrial que se extiende por extensos polígonos no menos banales. Es el caso de ofis y sus [oficinas, almacén y tienda en contenedor de hormigón]. Está visto, querer es poder.

espacio industrial_big

via dailytonicdezeen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: